Home Sociedad El cifrado de extremo a extremo genera preocupación entre las fuerzas del...

El cifrado de extremo a extremo genera preocupación entre las fuerzas del orden de la UE

Los jefes de policía europeos han pedido medidas urgentes tanto a la industria como a los gobiernos para salvaguardar la seguridad pública en las plataformas de redes sociales, citando preocupaciones sobre las posibles ramificaciones de medidas de privacidad mejoradas, como el cifrado de extremo a extremo (E2E).

Este llamado se produce en medio de la implementación de dicho cifrado en la plataforma Messenger de Meta, que, según las autoridades, plantea desafíos importantes a su capacidad para acceder y utilizar pruebas cruciales en investigaciones relacionadas con delitos graves. Esto incluye abuso sexual infantil, trata de personas, tráfico de drogas, homicidios, delitos económicos y terrorismo.

La declaración conjunta, apoyada por Europol y los jefes de policía europeos, enfatiza el papel fundamental de las empresas de tecnología a la hora de facilitar los esfuerzos de aplicación de la ley para combatir la delincuencia en línea.

“Nuestros hogares se están volviendo más peligrosos que nuestras calles a medida que el crimen avanza en línea. Para mantener seguras a nuestra sociedad y a nuestras personas, necesitamos que este entorno digital esté protegido”, advirtió la directora ejecutiva de Europol, Catherine De Bolle.

“Las empresas de tecnología tienen la responsabilidad social de desarrollar un entorno más seguro donde las fuerzas del orden y la justicia puedan hacer su trabajo. Si la policía pierde la capacidad de recopilar pruebas, nuestra sociedad no podrá proteger a las personas para que no se conviertan en víctimas del delito”.

La declaración, formulada durante una reunión informal de jefes de policía europeos en Londres el 18 de abril, subraya la necesidad de colaboración entre las fuerzas del orden y la industria tecnológica.

En particular, destaca la importancia de dos capacidades clave: la capacidad de las empresas de tecnología para proporcionar datos a las fuerzas del orden bajo autoridad legal; y su identificación proactiva de actividades ilegales en sus plataformas, particularmente aquellas relacionadas con la explotación infantil.

Sin embargo, surgen preocupaciones con respecto a la posible erosión de estas capacidades con la implementación generalizada del cifrado de extremo a extremo, lo que podría impedir la capacidad de las fuerzas del orden para responder eficazmente a las actividades delictivas en las plataformas de redes sociales.

Al mismo tiempo, la declaración también enfatiza la necesidad de un enfoque equilibrado que dé prioridad tanto a la ciberseguridad como a la seguridad pública, y exige flexibilidad de la industria y marcos gubernamentales para abordar estos desafíos.