Home Ciberguerra China apunta a operaciones de piratería informática de Estados Unidos en ofensiva...

China apunta a operaciones de piratería informática de Estados Unidos en ofensiva mediática

China ha intensificado su campaña mediática alegando operaciones de piratería informática por parte de Estados Unidos, tras la condena de Estados Unidos, el Reino Unido y la UE en julio de 2021 por las actividades cibernéticas chinas.

Según un informe publicado  por expertos en ciberseguridad de SentinelLabs, esta estrategia ofensiva implica la cooperación entre empresas chinas de ciberseguridad, agencias gubernamentales y medios estatales para amplificar las acusaciones contra Estados Unidos.

Hasta 2023, estas acusaciones carecían de un análisis técnico sustancial, basándose principalmente en documentos de inteligencia estadounidenses reciclados. Sin embargo, la narrativa cambió a mediados de 2023 y, según se informa, China abandonó la pretensión de validación técnica y dependió únicamente de los medios estatales para difundir las acusaciones.

En el nuevo informe, Dakota Cary, consultora de SentinelOne centrada en China, señaló que el ataque mediático centrado en la cibernética de China precedió a la divulgación de 2023 por parte del Ministerio de Seguridad del Estado de China, que reveló casos de espionaje occidental dentro de China. En particular, estas acusaciones carecían de pruebas sustanciales, pero aun así fueron ampliamente publicitadas.

La campaña se intensificó a principios de 2022, cuando los medios estatales chinos comenzaron a publicar artículos en inglés junto con informes de empresas de ciberseguridad y agencias gubernamentales chinas. Esto marcó un cambio en el enfoque de China al discutir el espionaje extranjero, con un mayor énfasis en resaltar las actividades de piratería informática de Estados Unidos a nivel mundial.

A pesar de la falta de nuevos análisis técnicos, los informes continuaron ganando terreno. La Alianza de la Industria de Ciberseguridad de China (CCIA) publicó una revisión de presuntos ciberataques de las agencias de inteligencia estadounidenses en 2023, basada principalmente en información desactualizada.

En julio de 2023 se produjo un cambio significativo cuando China formuló nuevas acusaciones de piratería informática por parte de Estados Unidos sin relación con filtraciones de inteligencia anteriores, aunque sin pruebas sustanciales. Estas afirmaciones, incluidas las acusaciones de piratería por parte de Estados Unidos de los sensores sísmicos en el Centro de Monitoreo de Terremotos de Wuhan, fueron ampliamente publicitadas a pesar de que no había informes o detalles técnicos que las respaldaran.

El Ministerio de Seguridad del Estado de China reforzó aún más estas afirmaciones a través de su cuenta pública de WeChat, detallando casos de espías extranjeros, predominantemente supuestamente trabajando para Estados Unidos, que operan dentro de China.

La campaña mediática de China subraya una lucha geopolítica más amplia, dando forma a las percepciones globales de las actividades cibernéticas de Estados Unidos y al mismo tiempo destaca la postura de China sobre la soberanía cibernética.

Sin embargo, sin una validación técnica sustancial, estas acusaciones siguen siendo polémicas y plantean dudas sobre los motivos de China y la credibilidad de sus afirmaciones cibernéticas.