Home Sociedad Amenazas financieras para 2024: Más fraudes con IA, ransomware dirigido y ataques...

Amenazas financieras para 2024: Más fraudes con IA, ransomware dirigido y ataques a la banca móvil

Expertos de Kaspersky indican que la ciberdelincuencia está simplificando sus operaciones, pero las consecuencias de su actividad tendrán un mayor alcance al aprovechar la IA, la adopción de nuevos sistemas de pago digitales, dispositivos mal configurados y el surgimiento de nuevas tácticas.

El Panorama de Amenazas 2023 para América Latina mostró que en el último año las estafas financieras aumentaron un 50% en la región, mientras que en México este crecimiento fue del 41%. En este contexto, destaca la gran influencia de amenazas relacionadas con fraudes motivados por dinero, originarias de Brasil. Con base en las nuevas técnicas que surgieron a lo largo de 2023, los investigadores de Kaspersky ya evalúan cuáles serán las amenazas financieras para 2024.

“La principal conclusión que podemos extraer de nuestras previsiones es que la ciberdelincuencia está simplificando sus operaciones. Este hallazgo indica que las estafas más comunes, como el ransomware y el fraude financiero, se encuentran en una fase de maduración en la que los estafadores ya saben lo que deben hacer y están reduciendo el esfuerzo necesario para ser rentables”, afirma Fabio Assolini, director del Equipo Global de Investigación y Análisis para América Latina en Kaspersky.

Los expertos de la compañía prevén 8 principales amenazas financieras para el próximo año:

  1. Explosión del uso de la Inteligencia Artificial (IA) para crear nuevas estafas dirigidas a información bancaria. Estas herramientas se utilizarán para generar anuncios, correos electrónicos y sitios web falsos que imitarán los canales y plataformas legítimas de las instituciones financieras, dificultando la distinción entre contenido auténtico y fraudulento. Este enfoque basado en IA dará lugar a una proliferación de campañas maliciosas de baja calidad, ya que la barrera de entrada para los ciberdelincuentes disminuirá y el potencial de fraude aumentará.
  1. Aparición de estafas dirigidas a nuevos métodos de pago digitales. Las billeteras digitales, los sistemas contactless o los de pago inmediato y de cuenta a cuenta (A2A) –como PIX en Brasil, FedNow en EE. UU. y UPI en la India–, son ejemplos del auge en la adopción de nuevas formas para realizar transacciones bancarias. El que estas plataformas estén conectadas a la red facilitará las actividades de los delincuentes, quienes no dudarán en explotarlas para crear esquemas fraudulentos. Los expertos de Kaspersky esperan encontrar nuevo malware bancario –especialmente troyanos de banca móvil– diseñado para llevar a cabo fraudes utilizando las facilidades de estos sistemas de pago digitales.
  1. Adopción de sistemas automatizados de transferencia (ATS) por parte de los ciberdelincuentes para atacar la banca móvil a nivel global. Esta tecnología surgió en los troyanos bancarios móviles brasileños y permite a los ladrones redirigir las transferencias electrónicas de smartphones infectados. Las dos principales ventajas para los ciberdelincuentes son la automatización del fraude y la consiguiente ganancia a escala, ya que pueden realizarse estafas simultáneas sin necesidad de alguna acción manual.
  1. Los troyanos bancarios continuarán su expansión global, especialmente aquellos creados y difundidos desde Brasil. Ante la rápida adopción de nuevos métodos de pago digitales, es posible que las familias de este tipo de malware que ya utilizan la técnica de redirigir las transferencias electrónicas de smartphones infectados (BRats, Yaats, GoatMW, CriminalMW y BrAngler) se exporten a otros países. Además, ciberdelincuentes de Europa del Este (una región tradicional para la creación de estafas financieras) han cambiado su enfoque hacia los ataques de ransomware. Como resultado, los troyanos bancarios brasileños llenarán el vacío de los grupos que solían crear amenazas para el fraude financiero de escritorio. Familias como Grandoreiro están preparadas para llevar a cabo estafas en más de 900 bancos repartidos por 40 países. Otro ejemplo anunciado recientemente por Kaspersky es Guildma.
  1. Ataques de ransomware más selectivos a la hora de dirigirse a las víctimas. Esta tendencia pretende ampliar las posibilidades de éxito para recibir el pago del rescate o exigir cantidades de dinero más elevadas. Esto hará que la amenaza sea aún más selectiva y perjudicial para las instituciones y empresas financieras. Los expertos de Kaspersky también prevén que el ecosistema de afiliación criminal presente una estructura más fluida, con miembros que a menudo se alternen o trabajen para varios grupos simultáneamente. Esta adaptabilidad dificultará cada vez más la labor de las autoridades policiales a la hora de localizar y combatir el ransomware.
  1. Explotación de programas de código abierto para realizar ataques contra empresas. El aumento de paquetes de código abierto con puertas traseras es una tendencia preocupante para 2024. Los ciberdelincuentes explotarán cada vez más las vulnerabilidades de los programas de código abierto para poner en peligro la seguridad de las empresas. Es probable que estos ataques den lugar a más violaciones de datos y pérdidas financieras.
  1. Disminución de la explotación de vulnerabilidades desconocidas (día cero) y aumento de los exploits de “un día”. Encontrar una vulnerabilidad que nadie conoce en un programa popular es cada vez más difícil. Esto llevará a los delincuentes a aprovechar vulnerabilidades que no son de día cero y que se han hecho públicas recientemente, dejando a las víctimas sin tiempo suficiente para instalar los parches de seguridad que necesitan para protegerse, los cuales, a menudo ya están disponibles. Podría implicar un riesgo importante para las redes del sector financiero.
  1. Más ataques contra dispositivos y servicios mal configurados. Los expertos de Kaspersky creen que aumentarán los ataques dirigidos contra empresas con dispositivos y servicios en línea mal configurados. Esta negligencia facilita a los ciberdelincuentes el acceso no autorizado a las redes corporativas, aumentando el riesgo para datos bancarios y confidenciales, así como las posibilidades de un ataque exitoso.

“Lamentablemente, las empresas de América Latina siguen viendo la ciberseguridad como un gasto y priorizan la inversión con el precio más bajo. Por otro lado, los cibercriminales ya son profesionales que buscan escalar sus operaciones y ampliar el beneficio. Esta mezcla puede ser muy perjudicial para las empresas si no se planifica la defensa para identificar un ataque de forma proactiva, impidiendo que los delincuentes alcancen su objetivo final”afirma Assolini.

Lee más detalles sobre las previsiones de amenazas en el sector financiero para 2024 en Securelist.com.

Este informe forma parte de las Predicciones de Amenazas Verticales para 2024 y es uno de los segmentos del Boletín de Seguridad de Kaspersky (KSB), una serie anual de análisis sobre las principales tendencias en el mundo de la ciberseguridad.