Home Concientización Francia aprueba ley para regular a los influencers

Francia aprueba ley para regular a los influencers

El Parlamento francés adoptó una ley bipartidista para regular las actividades de los influencers en las redes sociales, con el objetivo de frenar la promoción de productos y tendencias peligrosas. La nueva normativa contempla penas de cárcel y multas significativas.

En un inusual acuerdo sin precedentes, los legisladores franceses de diversos partidos políticos aprobaron la redacción de la nueva ley, que podría conllevar tiempo de prisión o duras multas. La Asamblea Nacional votó a favor el miércoles, y el jueves, 342 senadores de diferentes corrientes políticas apoyaron el proyecto presentado por el diputado socialista Arthur Delaporte y Stéphane Vojetta, miembro del partido Renacimiento del presidente Emmanuel Macron.

“Podemos estar orgullosos de este acuerdo sin precedentes”, afirmó la ponente Amel Gacquerre, la senadora encargada de presentar la ley en la cámara alta. Tras la votación, la Ministra Junior de Comercio, Olivia Grégoire, elogió “el compromiso de los parlamentarios” y “la calidad de este trabajo”.

En Francia se estima que hay alrededor de 150.000 influencers, pero las acciones de algunos de ellos han generado críticas crecientes hacia el marketing de influencia. Los demandantes han iniciado acciones colectivas, y la Dirección General de Lucha contra el Fraude (DGCCRF, por sus siglas en francés) ha publicado un informe contundente al respecto.

Incluso el rapero francés Booba ha emprendido una cruzada digital contra aquellos a quienes apodó “influvoleurs” (influ-ladrones), amplificando el problema a través de sus campañas en las redes sociales.

Desde la promoción de productos peligrosos hasta acusaciones de fraude, cada vez se han intensificado las demandas para regular el mercado. A partir del miércoles, se les ordenó a los influencers Illan Castronovo y Simon Castaldi mostrar un mensaje de la DGCCRF en las redes sociales advirtiendo sobre algunos de sus contenidos.

Aunque muchos influencers tienen una audiencia modesta, algunas celebridades con millones de seguidores pueden influir en los comportamientos de consumo, especialmente entre los jóvenes. “Los influencers seguirán operando. Los ‘influvoleurs’ siempre existirán, pero ahora sabrán que la ley está ahí para castigarlos”, declaró Delaporte. Vojetta añadió que el texto “protegerá a los consumidores, especialmente a los más jóvenes”.

¿Qué cambios introduce la ley para los influencers? El texto propone definir legalmente a los influencers como “personas físicas o entidades legales que, a cambio de una remuneración, movilizan su notoriedad entre su audiencia” para promover bienes y servicios en línea. Prohíbe la promoción de ciertas prácticas, como la cirugía estética y la abstención terapéutica, y regula enérgicamente la promoción de varios dispositivos médicos. También prohíbe la promoción de productos que contengan nicotina.

La ley aborda las apuestas deportivas y el juego: los influencers ya no podrán promocionar suscripciones a pronósticos deportivos, y la promoción de juegos de azar estará limitada a plataformas que restrinjan el acceso a menores técnicamente. Las sanciones por incumplimiento pueden llegar hasta dos años de prisión y una multa de 300.000 euros.

Asimismo, la ley prohíbe escenas preparadas con animales cuya tenencia esté prohibida. Las imágenes promocionales, como las de productos cosméticos, deberán revelar si han sido retocadas o si utilizan filtros para realzar su atractivo.

Varios senadores han destacado la necesidad de fortalecer los recursos de las autoridades reguladoras en el futuro, incluyendo a la DGCCRF y la Autoridad de Mercados Financieros. “Hay muchos ‘sheriffs’ y deben tener los medios para trabajar adecuadamente”, afirmó Gacquerre. Esto ocurre después de que el Ministro de Economía, Bruno Le Maire, advirtiera el mes pasado que el sector “no puede ser el Salvaje Oeste”.

La ley también regula a los agentes de los influencers. Será obligatorio tener un contrato por escrito cuando las sumas involucradas superen cierto umbral. El texto también incluye medidas para responsabilizar a las plataformas.

Aunque muchos influencers exitosos operan desde el extranjero, como en Dubái, el texto busca exigir que aquellos que operen desde fuera de la Unión Europea, Suiza o el Espacio Económico Europeo contraten un seguro de responsabilidad civil dentro de la UE. El objetivo declarado es crear un fondo para compensar a las posibles víctimas. Además, deberán designar a un representante legal en la UE.

A finales de marzo, la Unión de Profesiones e Influencers de Contenido (Umicc), que recientemente comenzó a representar a agencias en el sector, elogió las “propuestas loables y esenciales”. Sin embargo, advirtieron a los legisladores sobre el riesgo de “discriminar o sobre regular” a ciertos actores.

Fuente: con información de euronews