Home Opinión Migrar a la nube favorita, pero con flexibilidad y puertas de salida...

Migrar a la nube favorita, pero con flexibilidad y puertas de salida razonables

Por Octavio Duré*

En términos de adopción de nubes en Latam, las Nubes Públicas están siendo ampliamente utilizadas en la región, por supuesto en arquitecturas de nube híbrida (pública-privada) y de multi-nube. De hecho, un 73% de nuestros clientes VMware están usando 2 ó más nubes, en tanto un 25% utilizan 3 ó más nubes públicas, además de sus nubes privadas y edge. Esta adopción ha creado, sin dudas, desafíos en varias áreas: La heterogeneidad de plataformas y herramientas de gestión es uno de ellos; la seguridad es otro; y el costo se presenta como la tercera preocupación.

Los anuncios de nuestro reciente VMware Explore han girado todos en torno a la adopción de ambientes multicloud atacando estos desafíos, con gestión consistente, a través de la plataforma VMWare, tanto de la infraestructura como de las aplicaciones modernas corriendo ahora en estos entornos de nube híbrida. La plataforma VMware hoy puede ejecutar en el centro de datos propio o nube privada, en el edge, o sobre la infraestructura de todos los proveedores de nube pública:

La novedades del VMware Explore incluyen facilidades y mayor consistencia (y velocidad) en ambientes Multicloud para la infraestructura y las aplicaciones modernas, unificación en las herramientas de Cloud Management a través de VMware Aria para reducir la complejidad de la gestión de estos entornos incluyendo optimización de costos, innovaciones en la definición de Redes y Seguridad para simplificar la gestión y mejorar la protección de las cargas de trabajo en ambientes multicloud, una actualización importante en la plataforma Tanzu para el desarrollo, ejecución y gestión de aplicaciones Kubernetes cada vez más multi-cloud y multi-distribución; así como avances en la automatización camino al espacio de Trabajo Autónomo en términos el Espacio de Trabajo Digital del usuario final y en Unified Endpoint Management.

Los beneficios que se buscan al adoptar nubes públicas son escalabilidad y agilidad. Sin embargo, por lo expuesto, salvo que adoptemos una estrategia de Cloud Smart, las dificultades pueden opacar a los beneficios.

La plataforma VMware Cloud brinda a las organizaciones libertad de elección; para elegir la nube en la cual ejecutar cada aplicación según sus requerimientos. Al utilizar una plataforma consistente (VMware), la nube subyacente puede ser la que más convenga a cada carga de trabajo: La nube privada en el data center propio, el edge, o cualquier nube pública: AWS, Azure, Google, Oracle Cloud, IBM, Alibaba Cloud, o las nubes VMware de los miles de proveedores de servicios disponibles en el mercado, realmente cualquier nube. La consistencia en la operación nos asegura una gestión unificada de todos nuestros entornos, evitando el caos a la vez que reducimos costos e incrementamos la seguridad.

Observamos en esta instancia que el crecimiento en la adopción de nubes públicas va a continuar; pero también veremos, sin dudas, movilidad, con cambios de nube, de pública a pública, de privada a pública, de pública a privada/edge.

Esto tiene que ver con la adecuación, el entendimiento y el aprendizaje de cuál es el mejor entorno (técnico y financiero) para ejecutar cada carga de trabajo. Imaginemos por ejemplo que montamos cargas en un hyperscaler con presencia en USA, pero llega otro que instala su infraestructura/datacenter/región en nuestra ciudad; es valioso en tal circunstancia poder migrar fácilmente la carga de una nube pública a otra en la cual la latencia desaparece. Pensemos en negocios que ya no requieran escalabilidad infinita y que enfrenten desafíos con sus directorios o accionistas en términos de disminución de OpEx; en tal caso, poder repatriar cargas al centro de datos propio tiene mucho sentido. Estamos también viendo casos en los que las organizaciones requieren mover poder de procesamiento de la Nube Pública al Edge, cerca de donde los datos son generados y consumidos.

Son múltiples las situaciones en las cuales VMware, ejecutando sobre todas las nubes de manera consistente, brinda una ventaja estratégica en términos de movilidad, independencia y operación homogénea que no debemos desatender ni desaprovechar. La idea es poder migrar cargas de trabajo a nuestra nube pública favorita, pero con Flexibilidad y Puertas de Salida razonables, que nos sean inviables por costo. Esa estrategia, a largo plazo, demostrará ser muy valiosa.


* Solution Engineering Director at VMware Latam South
Las opiniones expresadas en este artículo son exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Ciberseguridad LATAM