Home Criptomonedas Santander advierte del aumento del 87% de las estafas con criptomonedas de...

Santander advierte del aumento del 87% de las estafas con criptomonedas de famosos

Banco Santander ha instado a los usuarios de las redes sociales a tener cuidado con el fraude de criptomonedas después de predecir un aumento de dos dígitos año tras año en los casos de celebridades en 2022.

La entidad afirmó, en la última semana, que hubo un aumento del 61% en el número de casos que trató entre el cuarto trimestre de 2021 y el primero de 2022, y que el coste medio de estas estafas aumentó un 65% interanual en el primer trimestre hasta alcanzar las 11.872 libras.

Advirtió de un aumento del 87% de los casos a finales de 2022 en comparación con las cifras de 2021, con usuarios que suelen ser engañados para invertir en esquemas fraudulentos mediante falsos avales de celebridades en línea.

Según el Santander, los anuncios de estafas de criptomonedas pueden publicarse en las redes sociales y en sitios web de medios de comunicación legítimos o aparecer en los listados de búsqueda en línea.

Una vez que los usuarios hacen clic y comparten sus datos personales, pueden ser contactados por teléfono, correo electrónico o un mensaje en las redes sociales y se les ofrecen altos rendimientos con poco o ningún riesgo. Los estafadores suelen emplear tácticas de venta de alta presión en esta fase.

Una vez depositado el dinero, los estafadores congelan la cuenta y roban los fondos. Para ello, engañan a la víctima para que descargue un software troyano de acceso remoto (RAT) que les permite secuestrar el ordenador del usuario, añade.

El experto en fraudes de Feedzai, Daniel Holmes, argumentó que sería necesaria la colaboración del sector para hacer frente al aumento de las estafas con criptomonedas.

“En última instancia, todo se reduce a la concienciación de los usuarios, a los bancos y a su capacidad para detectar y detener el fraude rápidamente, y a las plataformas de criptomonedas, que necesitan protegerse para no convertirse en mulas o arriesgarse a enfrentarse a repercusiones regulatorias aplastantes”, explicó.