Home Opinión Los retos de la ciberseguridad en el metaverso

Los retos de la ciberseguridad en el metaverso

Por Hugo Werner*

Desde que Facebook anunció que pretende convertirse en una empresa de metaverso dentro de los próximos 5 años, este término ha inundado las noticias y causado revuelo en las redes sociales. A pesar de este gran movimiento, el público en general todavía sabe poco sobre el concepto de metaverso y cómo influirá en la vida de todos y la tecnología en general en los próximos años.

¿Qué es el metaverso?

A pesar de haber tenido su auge en 2021 por el anuncio que realizó la compañía Facebook, el término metaverso empezó a usarse en la década de los 90 y siempre ha estado muy presente en el mundo de los videojuegos.

El metaverso es un complemento de Internet, que permite una red de simulaciones y mundos 3D renderizados en tiempo real. Básicamente, la idea hace referencia a la posibilidad de inmersión en entornos creados mediante el uso de tecnologías de realidad virtual y aumentada. El metaverso se basa en estructuras tecnológicas reales para simular realidades paralelas. En estas realidades, las personas podrán interactuar entre sí y simular casi todos los aspectos de la vida real como trabajar, estudiar, comprar, divertirse y, sobre todo, interactuar con empresas proveedoras de bienes y servicios.

Según los analistas de Bloomberg, el mercado del metaverso podría alcanzar los 783,300 millones de dólares en 2024, un aumento significativo en comparación con los 478,700 millones de dólares que se movieron sólo en 2020. El análisis se basó en datos de empresas como IDC, Newzoo, PWC, Statista y Two Circles. Este crecimiento representaría una importante tasa de crecimiento anual compuesta del 13,1%.

Para darse una idea, el tamaño total del mercado del metaverso puede valer alrededor de 2,7 veces de los mercados de software de juegos, servicios e ingresos por publicidad. Estos montos gigantescos y todas las proyecciones demuestran la dimensión de las inversiones e innovaciones tecnológicas que posiblemente acompañarán el desarrollo del metaverso en los próximos años e impactarán la vida de todos.

¿Qué desafíos enfrentará la industria de la ciberseguridad en el metaverso?

Obviamente, como con todo avance tecnológico, el metaverso expandirá el panorama de amenazas cibernéticas y traerá desafíos relacionados con malware, seguridad de DNS, encriptación, seguridad de API, seguridad de acceso, entre otros.

Algunos de los problemas de ciberseguridad que enfrentamos, se volverán aún más desafiantes. Como el acceso indebido a las cuentas de los usuarios, el robo de propiedad intelectual y la exportación de datos confidenciales, el engaño y la piratería de la información personal de los usuarios afectados. ¿Imaginas a una persona a la que le piratean la cuenta y el delincuente comienza a interactuar, haciéndose pasar por el propietario de la cuenta, con personas y empresas en el metaverso?

No sólo se trata de cuestiones de fraude y privacidad de la información, también hay aspectos relacionados con el autoestima, o posibles acciones de acoso, además de la difusión de información falsa por cuenta de terceros.

Aún queda mucho por identificar y entender dentro de este nuevo mundo de posibilidades de relaciones que se abre a través del metaverso, pero desde un principio es muy importante prestar la atención necesaria a los temas de seguridad, y las empresas. que toman la delantera en el desarrollo de soluciones en esta tecnología, los responsables de trabajar arduamente para que sus soluciones brinden la seguridad adecuada a sus clientes y usuarios.

Akamai, empresa que se ocupa globalmente de la ciberseguridad y la entrega de contenido, indica que los ciberdelincuentes se concentrarán cada vez más en industrias en las que las personas realizan con frecuencia transacciones financieras y tienen dinero en cuentas, tales como banca, juegos, compras en línea, etc.

Las empresas deben invertir cada vez más en ciberseguridad, ya que el metaverso contribuirá a la consolidación del trabajo remoto y otros diversos tipos de interacción profesional y personal. Se espera que aumenten considerablemente los problemas relacionados con VPN y otros problemas relacionados con el acceso remoto y el intercambio de datos potencialmente confidenciales.

Otra tendencia que se observará será el aumento de las amenazas relacionadas con los pagos en línea, ya que las monedas virtuales, las denominadas criptomonedas, se utilizarán cada vez más en las transacciones virtuales. Las criptomonedas en sí mismas ya son parte de un fenómeno complejo, e igual de complejo será lidiar con la seguridad de estos activos financieros virtuales dentro del entorno del metaverso.

No es necesario ser un experto en tecnología y ciberseguridad para darse cuenta de que la rutina de un usuario en el metaverso será dinámica y traerá desafíos para todos. Por ejemplo, una persona que tenga un avatar podrá ver un partido de fútbol en el estadio, comprar una camiseta de su equipo favorito para su avatar y para el avatar de otro usuario, y pagar todo con sus criptomonedas. Es una situación hipotética y simple, pero piensa que la ciberseguridad debe acompañar cada movimiento, cada transacción en este universo, anticipándose a las amenazas y neutralizando las que seguramente vendrán por el camino.

Finalmente, se ve cómo el metaverso es prometedor y puede revolucionar la forma en que las personas interactúan física y virtualmente. En los próximos años, la industria de la ciberseguridad deberá seguir este movimiento y desarrollar nuevas soluciones de protección para diversos nichos de mercado, ya sea para computadoras, celulares, videojuegos y demás dispositivos que dependen de internet.


* Vicepresidente Regional de Akamai Technologies para América Latina
Las opiniones expresadas en este artículo son exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Ciberseguridad LATAM.