Home Gobierno Rusia “preposiciona” ciberataques para una posible invasión

Rusia “preposiciona” ciberataques para una posible invasión

Los gobiernos del Reino Unido y de Estados Unidos atribuyeron rápidamente a la inteligencia rusa los ataques DDoS contra organizaciones ucranianas, durante la semana última.

En una misiva del Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC), el viernes se dijo que es “casi seguro” que los ataques que tuvieron lugar los días 15 y 16 de febrero fueron obra de la Dirección Principal de Inteligencia rusa (GRU).

“El ataque mostró un continuo desprecio por la soberanía ucraniana. Esta actividad es un ejemplo más de los actos agresivos de Rusia contra Ucrania”, dijo un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

“Este comportamiento perturbador es inaceptable. Rusia debe detener esta actividad y respetar la soberanía ucraniana. Somos firmes en nuestro apoyo a Ucrania frente a la agresión rusa”.

La viceconsejera de seguridad nacional de Estados Unidos para asuntos cibernéticos, Anne Neuberger, se hizo eco de estos sentimientos en una conferencia de prensa, en el mismo día.

Sin embargo, fue más allá, advirtiendo que los ataques podrían ser sólo el comienzo de una campaña más amplia diseñada para coincidir con una invasión militar de Ucrania.

“El gobierno de Estados Unidos cree que los ciberactores rusos probablemente han apuntado al gobierno ucraniano, incluidas las redes militares y de infraestructuras críticas, para recopilar información y preposicionarse para llevar a cabo actividades cibernéticas disruptivas”, dijo. “Estas ciberoperaciones disruptivas podrían ser aprovechadas si Rusia emprende nuevas acciones militares contra Ucrania”.

Neuberger añadió que a Rusia “le gusta moverse en la sombra” y cuenta con el hecho de que los gobiernos occidentales suelen tomarse su tiempo en cuanto a la atribución para poder continuar con la actividad maliciosa en línea, incluido el preposicionamiento, con impunidad.

Es probable que este sea el motivo por el que se tomó la decisión de nombrar y avergonzar al Kremlin tan rápidamente tras los ataques DDoS de la semana pasada.

Según Neuberger, el gobierno estadounidense lleva varios meses preparándose para un posible ataque a sus propias infraestructuras críticas, llevando a cabo una “amplia labor de divulgación” con los proveedores de infraestructuras críticas (CNI). Las agencias gubernamentales han llegado a “extremos sin precedentes” para compartir información con el sector privado, incluyendo indicadores técnicos de anteriores ataques rusos a las CNI ucranianas.

Con información de Info Security Magazine.