Home Gobierno Corea del Sur pidió ayuda a Interpol, para dar con dos presuntos...

Corea del Sur pidió ayuda a Interpol, para dar con dos presuntos ciberdelincuentes

Corea del Sur está solicitando ayuda a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para detener a dos ciudadanos extranjeros sospechosos de ser líderes de una banda de ciberdelincuentes.

Los dos individuos desempeñaron presuntamente un papel clave en múltiples ciberataques y en una importante estafa de extorsión que se cobró víctimas tanto en Corea del Sur como en Estados Unidos.

El viernes, Corea del Sur informó de que había pedido a Interpol que emitiera una “notificación roja” sobre los sospechosos para traerlos al país y que fueran juzgados.

Las notificaciones rojas, las más importantes que puede emitir Interpol, “buscan la localización y detención de una persona buscada por una jurisdicción legal o un tribunal internacional con vistas a su extradición”.

La notificación no es una orden de detención, pero es una petición a las fuerzas del orden de todo el mundo para que localicen y detengan provisionalmente a una persona a la espera de su extradición, entrega o acción legal similar.

La Agencia de Policía de Corea declaró que había recibido órdenes de detención nacionales contra los dos sospechosos. Sin embargo, no se han hecho públicos los nombres de los hombres. Pero se ha informado de que uno de los sospechosos es un ciudadano ucraniano que fue detenido junto con otras cinco personas por la policía ucraniana en junio.

La detención se produjo en el marco de una redada conjunta de las autoridades surcoreanas y estadounidenses en los domicilios de personas supuestamente relacionadas con la banda de ransomware Clop.

La policía surcoreana afirma que los sospechosos detenidos blanqueaban moneda virtual para una organización de piratas informáticos. La criptomoneda era supuestamente el producto de los ataques de ransomware y se convertía posteriormente en dinero en efectivo.

Las víctimas capitularon ante las exigencias de los atacantes, entregando un rescate en Bitcoin por valor de 3,8 millones de dólares. La policía ucraniana habría afirmado que la misma banda atacó la Facultad de Medicina de Stanford, la Universidad de Maryland y otros centros educativos en Estados Unidos.

Con información de Info Security Magazine.