Home Gobierno China rechaza la atribución de Exchange y acusa a EE.UU. de encubrir...

China rechaza la atribución de Exchange y acusa a EE.UU. de encubrir sus ciberataques

China ha hecho lo que se esperaba de ella y ha desestimado la atribución del hackeo de Microsoft Exchange realizada a principios de esta semana por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y un conjunto de naciones, entre ellas Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Japón.

La atribución fue la primera vez que la OTAN atribuyó públicamente un ataque a China.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lijian Zhao, contraatacó y calificó a Estados Unidos como el principal imperio de la piratería informática del mundo.

“Estados Unidos se confabuló con sus aliados para hacer acusaciones infundadas de la nada contra China en el tema de la ciberseguridad. Este acto confunde lo correcto con lo incorrecto y difama y reprime a China con fines políticos. China nunca aceptará esto”, dijo.

“China se opone firmemente y combate todas las formas de ciberataques. Nunca alentará, apoyará o condonará los ciberataques. Esta posición ha sido consistente y clara”.

Naturalmente, esto se opone a la atribución hecha el lunes que acusaba a China de utilizar “hackers criminales contratados” para sus operaciones cibernéticas.

Al mismo tiempo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DoJ) acusó a cuatro miembros del Ministerio de Seguridad del Estado de China de llevar a cabo ataques en una “campaña de varios años dirigida a gobiernos y entidades extranjeras en sectores clave, como el marítimo, la aviación, la defensa, la educación y la sanidad en al menos una docena de países”, incluyendo la acusación de robar la investigación de la vacuna contra el virus del ébola.

En abril, el Departamento de Justicia reveló que el FBI había obtenido autorización para eliminar los web shells instalados en los servidores comprometidos relacionados con las vulnerabilidades de Exchange.

La embajada de China en Canberra también se encargó de refutar a Australia, acusándola de “repetir la retórica” de Estados Unidos, al que calificó de “campeón mundial” de los ciberataques malintencionados.

“Australia también tiene un pobre historial, que incluye la vigilancia del teléfono móvil del presidente de su mayor país vecino, por no mencionar que actúa como cómplice de las actividades de espionaje de Estados Unidos en el marco de la alianza Five Eyes”, dijo.

“Lo que ha hecho el gobierno australiano es extremadamente hipócrita, como un ladrón que grita ‘detengan al ladrón'”.

Citando cifras del Equipo Técnico de Respuesta a Emergencias de la Red Informática Nacional de China, Zhao afirmó que 5,31 millones de ordenadores en China estaban controlados desde 52.000 servidores de mando y control fuera del Reino Medio.

“Estados Unidos y dos de sus aliados de la OTAN son los tres primeros en cuanto al número de ordenadores bajo su control en China”, afirmó.