Home Gobierno Para EE.UU. la compra de tecnología china, es una “grave amenaza” para...

Para EE.UU. la compra de tecnología china, es una “grave amenaza” para la seguridad de sus datos

El gobierno estadounidense ha instado a las empresas nacionales a no invertir en el equipo informático o los servicios de datos chinos por temor a que las empresas de ese país se vean coaccionadas por el Partido Comunista para permitir el ciberespionaje.

El asesoramiento empresarial del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aclaró lo que muchos han sabido desde hace tiempo: que la República Popular China (RPC) está en una misión para convertirse en autosuficiente en tecnología y en una superpotencia tecnológica mundial en las próximas décadas.

Una parte clave de esta estrategia es robar la propiedad intelectual de empresas y gobiernos extranjeros. La misma táctica se utiliza para mejorar las capacidades militares de la RPC, señaló el asesor.

Las empresas chinas locales están obligadas a ayudar encubiertamente a los oficiales de inteligencia de acuerdo con los requisitos de la Ley Nacional de Inteligencia de 2017 (también conocida como Ley de Ciberseguridad), y una versión actualizada en 2020 que está diseñada “para obligar a los mercados extranjeros a permanecer abiertos a los proveedores de servicios de datos chinos”.

Una tercera ley de 2020 exige que las empresas extranjeras de criptografía comercial proporcionen claves de cifrado al gobierno de la RPC.

En conjunto, esto hace que las empresas tecnológicas chinas sean una mala apuesta para las empresas estadounidenses, porque significa que el estado puede obligar a los proveedores locales a enviar los datos de los clientes y las claves de cifrado a Beijing, e instalar puertas traseras en los equipos, argumentó el asesor.

La advertencia se extiende a los rastreadores de fitness, aplicaciones móviles e incluso centros de datos extranjeros construidos con equipos chinos, entre otras cosas.

Puede verse en el contexto de una campaña bipartidista contra los supuestos abusos de China que han venido produciéndose durante años, mientras el gigante asiático busca aumentar su fuerza económica, tecnológica y militar.

Con información de: Info Security Magazine.