Home Entrevistas Jorge Payró, de Red Hat Argentina: “La tendencia post pandemia serán las tecnologías...

Jorge Payró, de Red Hat Argentina: “La tendencia post pandemia serán las tecnologías 5G y el edge computing”

Por Jorge González.

El Country Manager de Red Hat Argentina, Jorge Payró, dijo a Ciberseguridad LATAM que “la tendencia para lo que será el mundo post pandemia son las tecnologías 5G y el edge computing, con grandes inversiones especialmente entre las empresas del sector de telecomunicaciones”.

“El edge computing, al acercar los servicios informáticos de análisis y procesamiento de datos al consumidor o a las fuentes de información, permite resolver problemas clave como el ancho de banda, la latencia, la resiliencia y la soberanía de los datos, acelerando la toma de decisiones y el procesamiento de información en tiempo real”, aseveró Payró, quien además destacó que “si en la última década el foco estuvo puesto en centralizar los servicios en la nube en un puñado de grandes centros de datos (cloud computing), en el futuro más cercano la atención estará puesta en descentralizar y acercarlos más al usuario final (edge computing)”.

¿Cuál es el nuevo desafío de Red Hat en Argentina?

Desde Red Hat, creemos que nuestro capital más valioso son nuestros asociados, y es por esto que nos repensamos día a día para brindarles la mayor seguridad hoy, y en el momento que tengamos que volver a las oficinas. Para el momento del regreso, nos estamos preparando a nivel global, ya que integramos un comité formado por los mejores profesionales de la salud, seguridad e higiene que ya están revisando los protocolos y las normas de convivencia a implementar en nuestras oficinas.

Y desde luego, no podemos dejar de lado a nuestro ecosistema de canales y a nuestros clientes, que son con quienes trabajamos diariamente. Nuestros partners son nuestros socios de negocio y nos ayudan a ofrecer soluciones y servicios tecnológicos de una forma más integral. Con ellos continuamos nuestra relación de complementariedad y trabajo conjunto, a pesar de la distancia social. Por otro lado, seguimos estando cerca de nuestros clientes, entendiendo que sus inversiones tecnológicas no sólo son una apuesta a largo plazo sino que les permitirá adaptarse con mayor velocidad al nuevo contexto. Por eso, les consultamos periódicamente cómo se están organizando, qué próximos pasos están pensando y qué desafíos necesitan resolver con nuestra ayuda.

“La demanda de una nube híbrida como estrategia viene creciendo de manera sostenida”.

En esta línea, estamos convencidos de que la combinación de cultura + tecnología + procesos facilitarán la transición. Creemos que el open source es una tecnología ideal para innovar y crear nuevas soluciones en cualquier contexto, pero especialmente en esta época. Por tanto, mientras nos vamos acostumbrando a nuevos métodos de trabajo, todos podemos recurrir al espíritu del Código Abierto, en el que las mejores ideas surgen de múltiples fuentes y la transparencia y la colaboración son de vital importancia.

En Red Hat entendemos que asegurar la continuidad del negocio, hasta el nivel funcional de la empresa, es crítico para nuestros clientes. Por eso, diseñamos los sistemas y el soporte tanto para que Red Hat siga funcionando como para que los clientes y partners cuenten con el respaldo, la seguridad y la estabilidad necesarios cuando utilicen nuestros productos y tecnologías. El propósito final es asistirlos para dar continuidad a su negocio en un mundo cambiante; adaptarse a un universo donde prime lo virtual y fortalecer, escalar y proteger todas las operaciones del departamento de IT.

Red Hat es un proveedor de soluciones de código abierto empresarial que basa el desarrollo de tecnología de cloud computing, virtualización, almacenamiento, Linux y middleware fiable y de alto rendimiento en la comunidad. ¿Cuál es el secreto de su liderazgo en el mercado?

Hay muchos factores que lo determinan. En primer lugar, nuestro modelo de negocios está basado en un servicio por suscripción y renovación anual. A diferencia del software propietario, en el que se paga por adelantado una licencia y posteriormente un costo de mantenimiento anual, las suscripciones de Red Hat permiten acceder de forma continua a las soluciones certificadas y a sus actualizaciones sin cargo adicional, que además incluyen el soporte técnico. Estas suscripciones le otorgan a las empresas garantía de una plataforma certificada, escalable y fiable.

En segundo lugar, en Red Hat contamos con un ecosistema de partners especializados a nivel regional que nos permite lograr una efectiva cobertura no sólo a nivel geográfico sino también en las verticales tales como telcos, banca, salud, gobierno, etc. El 80% de los negocios que tenemos en la región son a través de nuestros partners y alianzas.

En tercer lugar, desde Red Hat estamos convencidos que la clave es la calidad de gestión, las prioridades organizacionales y el tipo de liderazgo, elementos indispensables para identificar las mejores estrategias, garantizar procesos eficientes, y mantener a los asociados motivados, comprometidos y capacitados, lo que redundará en una gran experiencia de cliente. En esta línea, tanto la calidad de gestión, las prioridades organizacionales como el tipo de liderazgo dependen, justamente, del equipo directivo de la compañía, quienes se transforman en la columna vertebral de la organización. De allí que la supervivencia de las empresas esté directamente relacionada con la capacidad de desarrollar líderes de calidad, además de ofrecer productos y servicios que seduzcan a sus clientes. Son los directivos quienes deben cultivar en cada empleado el sentido de pertenencia, ayudando a las personas a encontrar un propósito común que logre el equilibrio entre las expectativas de la empresa y lo que ellas anhelan en su carrera profesional.

En Red Hat, implementamos un modelo de liderazgo “abierto”, basado en la colaboración, la descentralización y la confianza e independencia de los asociados. Se trata de un modelo que gira alrededor de seis pilares esenciales, buscando empoderar a los empleados a través del ejemplo, escuchando y respondiendo a sus ideas, preguntas, modos de pensar y enfoques. Este nuevo tipo de gestión genera líderes más modernos, que son capaces de enseñar y aprender de sus empleados, que saben reconocer sus limitaciones, recompensar a los miembros de sus equipos, y que apuestan a la inversión en desarrollo personal y profesional para sus asociados. Estos “líderes abiertos” son claros al momento de explicar la función de cada miembro del equipo y la dirección del negocio, y establecen un correcto sistema de incentivos para tal fin, propiciando libertad y autonomía para cada uno de sus empleados. Además, se maneja siempre con transparencia, explicando cómo se arribó a cierta decisión, por más compleja que sea, a través de un feedback directo y constructivo.

Usted dijo que la principal barrera a superar son los aspectos culturales dentro de las empresas, el aspecto humano y sus miedos y dudas respecto a lo nuevo. ¿Por qué?

Esto se debe principalmente a que, en conjunto con nuestros clientes y socios de negocio, nos damos cuenta que la inversión tecnológica es sólo una parte del proceso, que quizás incluso es la más sencilla de implementar. Pero la verdadera transformación de la que se habla requiere de un cambio en materia de cultura organizacional e implica adoptar nuevas metodologías de trabajo, entrenar empleados y adaptar procesos. Esto conlleva, además de un esfuerzo por parte del área de IT, también de toda la empresa, teniendo un rol fundamental los puestos de liderazgo.

“Seguimos estando cerca de nuestros clientes, entendiendo que sus inversiones tecnológicas no sólo son una apuesta a largo plazo sino que les permitirá adaptarse con mayor velocidad al nuevo contexto”.

En este sentido, la adopción de la tecnología no significa nada en sí misma si no viene acompañada de nuevas prácticas ágiles y una mayor horizontalidad entre los miembros de una organización. Este es el mayor desafío que la aceleración digital representa para la mayoría de los organismos que deciden afrontarla. Por eso, para nosotros en Red Hat, Cultura Abierta en combinación con una Tecnología Abierta, es lo que hace la diferencia ante el nivel de adaptación a los nuevos desafíos a los que nos enfrentamos.

¿Por qué el código abierto facilita el avance tecnológico?

El principal motivo es que el código abierto al ser un modelo de creación y desarrollo de software basado en la colaboración y participación abierta, permite la interacción de múltiples actores, que aportan lo mejor de sí para generar soluciones tecnológicas. Es decir, estamos hablando de una metodología probada para crear tecnología. Ahora, ¿cómo lo hacemos? Mediante múltiples comunidades de desarrolladores que en todo el mundo crean, mejoran, optimizan y desarrollan el software, aprendiendo unos de otros y haciendo mejoras continuas. Este modelo se basa en la libertad intelectual y en el convencimiento de que el trabajo complementario de muchas personas es el mejor camino para generar soluciones innovadoras y de rápida implementación, que luego se testean y se llevan a los ámbitos empresariales más prestigiosos.

El aporte del código abierto a la innovación es, por un lado, la posibilidad que te ofrece de complementar los conocimientos de miles de desarrolladores de software alrededor del mundo. Eso te garantiza velocidad de desarrollo y de implementación. Por otro, te da mayor flexibilidad: te ofrece la capacidad de adaptar, modificar lo que se necesite y mejorar continuamente. Esto habilita mayores propósitos de uso. Además, te da estabilidad y previsión a largo plazo, por esta posibilidad de intervenir constantemente, de acuerdo a ciertos estándares. Y por otro, te da mayor seguridad, porque los errores u omisiones pueden detectarse y repararse más rápidamente, y porque este tipo de software se actualiza ante innovaciones y amenazas de forma constante, lo cual permite ofrecer un mejor tiempo de respuesta que el software propietario.

Desde el punto de vista del clima y la cultura organizacional, el código abierto impacta generando una transformación de procesos y un cambio de mentalidad. Es decir, esto se inicia con la implementación de nuevas metodologías de trabajo, ya que la mayoría de las innovaciones disruptivas no se generan en el esquema tradicional en que se trabaja en las organizaciones: las innovaciones son producto de equipos colaborativos, multidisciplinarios y diversos, en el que cada uno aporta desde su singularidad en pos de un objetivo común, en donde se construye desde las ideas de otro, dando lugar a las mejores propuestas. Cada equipo tiene un objetivo claro sobre el que trabaja y por el que será evaluado. Eso también permite que no se diluyan las responsabilidades.

Este cambio de mentalidad y de formas de trabajo da paso a una nueva cultura. Una cultura organizacional mucho más horizontal, mucho más transparente, una cultura que tiene en cuenta que actualmente la innovación es sinónimo de participación y colaboración, una cultura que comparte información libremente, sustentada en un clima de feedback abierto y constructivo.

En una cultura que respira innovación, el sistema jerárquico no explica todo. Es muy difícil ser innovador si tenes una cultura muy verticalista. Al contrario, hay que darles posibilidades a todos los colaboradores, hay que generar el clima propicio para que surjan nuevos liderazgos, para que se desarrollen las mejores ideas, para que en un contexto particular, si es necesario, que el colaborador sea el líder y que el jefe sea el liderado. Este tipo de cultura que genera el open source, que nosotros llamamos cultura abierta, potencia la contribución de todos los miembros de la organización, sin distinciones jerárquicas, y privilegia valores como la tolerancia al error y la evolución constante, ya que no se puede innovar cuando no hay espacio para que estas situaciones sucedan con libertad.

Durante este último tiempo la tecnología tuvo y tiene un rol preponderante. ¿Cuáles son los nuevos desafíos que se presentan en el marco de la crisis por la pandemia de coronavirus?

Como consecuencia de una pandemia que puso en jaque todos los esquemas, formas de pensar y metodologías tradicionales, el mundo empresarial no ha parado de reinventarse y evolucionar. Desde la eliminación del papel y la digitalización de procesos, hasta la automatización y la mejora en la infraestructura del software, las compañías alrededor del mundo han optado por implementar tecnologías que le permitan mantener sus negocios en funcionamiento. En esta línea, tecnologías como Nube Híbrida, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Transformación Digital, y Edge Computing fueron las prioridades de inversión y formaron parte de los proyectos más relevantes que se diseñaron en el sector de TI antes de la irrupción del coronavirus. Estas inversiones se vieron luego reforzadas por la pandemia de coronavirus.

“En Red Hat, implementamos un modelo de liderazgo “abierto”, basado en la colaboración, la descentralización y la confianza e independencia de los asociados”.

Con respecto a la transformación digital, ha aumentado consistentemente el interés y el nivel de inversión desplegado en relación a este tipo de proyectos, principalmente con el objetivo de sostener sus operaciones durante situaciones desafiantes y digitalizar las interacciones con los clientes, de forma tal que se pueda continuar el proceso operativo y se aseguren ventas de manera online.

Otra prioridad de inversión son las soluciones de inteligencia artificial y machine learning, a las que las principales empresas del mundo apuestan con el objetivo de gestionar más eficientemente distintas piezas de software, obtener acceso, administrar grandes volúmenes de datos (Big Data), y optimizar procesos de trabajo, aspectos esenciales para los negocios que cobran más relevancia en el mundo digital. IA y Machine Learning venían con un gran potencial de crecimiento previo al 2020, el año que ha acelerado todos los planes de inversión en materia tecnológica. Estas soluciones, por tanto, se encuentran entre las más demandadas por los ejecutivos de TI

La última gran tendencia para lo que será el mundo post pandemia son las tecnologías 5G y el edge computing, con grandes inversiones especialmente entre las empresas del sector de telecomunicaciones. El edge computing, al acercar los servicios informáticos de análisis y procesamiento de datos al consumidor o a las fuentes de información, permite resolver problemas clave como el ancho de banda, la latencia, la resiliencia y la soberanía de los datos, acelerando la toma de decisiones y el procesamiento de información en tiempo real. Si en la última década el foco estuvo puesto en centralizar los servicios en la nube en un puñado de grandes centros de datos (cloud computing), en el futuro más cercano la atención estará puesta en descentralizar y acercarlos más al usuario final (edge computing).

Pero, sin lugar a dudas, para poder implementar con éxito estas tendencias en un contexto en el que reina la incertidumbre las estrategias deberán girar alrededor de otro fenómeno, que es transversal y que, si bien se inició en la industria tecnológica, está en pleno proceso de masificación: el del cambio organizacional. Este cambio, que se produce en el interior de las empresas, tiene sus cimientos en la transformación de la cultura corporativa y la adopción de nuevas metodologías de trabajo, mucho más colaborativas y transparentes.

Se trata de un elemento clave en la adopción de nuevas tecnologías, ya que hace posible la innovación y genera un esquema de trabajo en pos de la mejora continua. En el contexto actual, las compañías alrededor del mundo deberán replantearse la forma de encarar los equipos de trabajo, implementando metodologías ágiles y colaborativas. Sin este cambio en el espíritu de las empresas, en su forma de ser y trabajar, la evolución tecnológica sería más dificultosa.

¿Cuáles son las ventajas que ofrece a una empresa que trabaja con la nube híbrida?

La nube híbrida es una solución que ya es tendencia en el mercado TI y es la elegida de muchas organizaciones que desean actualizarse y trasladarse de un entorno tradicional a uno digital. En un estudio realizado por Red Hat en 2019 indica que el 63 % de los líderes de TI poseen una infraestructura de este estilo y, el 54 % de los que no poseen una, planea hacerlo dentro de los próximos 24 meses.

“Desde el punto de vista del clima y la cultura organizacional, el código abierto impacta generando una transformación de procesos y un cambio de mentalidad”.

La nube híbrida es una arquitectura de TI que incorpora cierto grado de gestión, organización y portabilidad de las cargas de trabajo en dos o más entornos y que puede adaptarse a las necesidades de la compañía. La nube híbrida es el corazón de la estrategia que llevan adelante las compañías para administrar diferentes cargas de trabajo, por su flexibilidad, integración, capacidad para reducir costos, nivel de seguridad y potencialidad para adaptarse a las necesidades específicas de los clientes. De ahí que esta tecnología sea cada vez más trascendente para las empresas en el mundo post pandemia.

Esta solución combina una nube privada con uno o más servicios de nube pública. Este tipo de arquitectura híbrida junto con la tecnología de código abierto empresarial habilita la transformación digital porque permite mayor flexibilidad y colaboración entre ambas nubes de almacenamiento. En este sentido, Red Hat ha acompañado a muchas industrias en su camino hacia la nube híbrida, especialmente en el sector financiero y el de las telecomunicaciones.

¿Cuál es la más segura? ¿La nube pública o la privada?

La demanda de una nube híbrida como estrategia viene creciendo de manera sostenida. Según datos difundidos en el Red Hat Forum, el 63% de las empresas apuesta hoy a esa infraestructura, en tanto más de la mitad de quienes no la tienen piensan implementarla en los próximos dos años. Y para quienes trabajan con la nube híbrida, el open source es fundamental: así lo cree el 83% de los líderes de TI, mientras que el 86% manifiesta que las empresas más innovadoras utilizan software de código abierto empresarial. Cuando la nube híbrida es abierta lo que permite es la interoperabilidad entre distintas nubes, es decir que tengas tus servicios y aplicaciones pero que puedas elegir, moverte o cambiar de estrategia llegado el caso. Eso lo resuelve un orquestador multicloud como es OpenShift.



En off

¿Un país que recomendaría visitar tras la pandemia por coronavirus? Italia.

¿Una ciudad preferida? New York.

¿Cuál es la comida que más le gusta? Asado.

¿Qué libro leyó últimamente? “Infinite game” de Simon Sinek.

Durante la pandemia, ¿tiene más o menos trabajo? Más.

¿Por qué se especializó en Tecnología de la Información (TI)? Desde muy pequeño me atrajo la tecnología, y poder transformar en realidad los sueños, desarrollar proyectos. La Tecnología de la Información es un vehículo para lograrlo en una buena medida, generando un mundo de mejores beneficios para la gente.