Home Ciberguerra EE.UU. acusa a dos piratas informáticos iraníes, por años de ciberespionaje y...

EE.UU. acusa a dos piratas informáticos iraníes, por años de ciberespionaje y ciberdelincuencia

Los EE.UU. han presentado cargos y buscan la detención de dos ciudadanos iraníes que se cree que han llevado a cabo ciber-intrusiones a instancias del gobierno iraní y para su propio beneficio financiero personal.

En una acusación abierta, los fiscales acusaron a Hooman Heidarian y Mehdi Farhadi, ambos de Hamedan, Irán, de lanzar ciberataques contra una amplia gama de objetivos, desde, al menos, 2013.

Entre las víctimas anteriores se encontraban varias universidades estadounidenses y extranjeras, un centro de estudios de Washington, un contratista de defensa, una empresa aeroespacial, una organización de política exterior, organizaciones no gubernamentales (ONG), organizaciones sin fines de lucro y gobiernos extranjeros y otras entidades que los acusados identificaron como rivales o adversarios de Irán, con la mayoría de los objetivos ubicados en los EE.UU., Israel y Arabia Saudita.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que Heidarian y Farhadi se centraron en obtener acceso a las cuentas, computadoras y redes internas de sus víctimas, de donde robaron datos y comunicaciones confidenciales relacionados con temas como la seguridad nacional, la política exterior, la energía nuclear y la industria aeroespacial.

Los datos financieros y la información de identificación personal no estaban fuera de los límites, y los dos también robaron propiedad intelectual, como investigaciones científicas no publicadas.

Además, los dos también atacaron y robaron información y comunicaciones personales de disidentes iraníes, activistas de derechos humanos y líderes de la oposición, según George M. Crouch Jr., Agente Especial a cargo de la División Newark del FBI.

Los fiscales creen que algunos de los datos robados fueron entregados a los funcionarios de inteligencia del gobierno iraní, pero que otra información también se vendió en los mercados negros para obtener ganancias personales de los piratas informáticos.

Con información de: La Vanguardia.