Home Opinión Ciberseguridad y conciencia corporativa

Ciberseguridad y conciencia corporativa

Por Marcelo Díaz*

La transformación digital, en muchos casos acelerada por la pandemia, ha provocado que las empresas tengan una mayor exposición en los ámbitos tecnológicos, poniéndolas en el radar de la ciberdelincuencia. Es el caso de la banca, instituciones financieras, retail, grandes corporativos y gobierno.

Asimismo, existe una gran preocupación para el sector industrial, ya que la incorporación de dispositivos del tipo IoT hace que este rubro, que antes estaba exento de este tipo de temas, empiece a estar cada día más expuesto y por ende más vulnerable.

Por lo mismo, se vuelve clave que estos sectores, en primera instancia, tomen razón de la importancia de la ciberseguridad. Luego, busquen algún estándar que pueda ayudar a normalizar los procesos de seguridad y por último los temas particulares de la seguridad de cada compañía.

Un ángulo muy relevante a considerar, además, es el acceso a la información. Efectivamente, es uno de los temas más importantes que hoy en día las empresas están priorizando, ya que el 42% de los ataques están dirigidos a ese punto. Por lo que saber quién accede a la información y qué hacer con ella es parte vital a tener en cuenta.

A esto se suma, el efecto de la pandemia, donde todo se ha virtualizado, lo que ha demostrado y acelerado el foco en ciberseguridad. Esto se da porque vivimos en un mundo hiperconectado. Los diversos canales de comunicación han hecho que las áreas de seguridad de las empresas tengan que poner foco en los accesos de la información.

Lo anterior, porque el acceso a la información viene, no solo desde el interior de la organización, sino también del exterior. Ya no existe una barrera física como tal. Las organizaciones se han debido adaptar a que la conexión a la información puede venir desde cualquier parte, lo que imprime nuevos desafíos para las áreas de seguridad.

En ese escenario, la ciberseguridad hoy día es un tema tanto o más relevante que las finanzas o la operación de la empresa, por lo que los altos directivos deberían darle el mismo nivel de importancia. Sin duda, es un tema transversal a los canales de venta, a la operación y los activos importantes de la empresa. Los daños a la reputación y a la capacidad de operar pueden ser de vital importancia para su subsistencia. Por lo mismo, la alta gerencia debe tener un rol activo tanto en la definición de planes estratégicos en este ámbito, como en la conciencia corporativa para una ciberseguridad óptima, permanente y a toda prueba.


* Gerente general de Makros.
Las opiniones expresadas en este artículo son exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Ciberseguridad LATAM.