Home Sociedad La falta de mujeres en seguridad cibernética, deja al mundo en línea,...

La falta de mujeres en seguridad cibernética, deja al mundo en línea, en un mayor riesgo

Las mujeres están muy poco representadas en el campo de la ciberseguridad. En 2017, la participación femenina en el campo de la ciberseguridad de EE.UU. fue del 14%, en comparación con el 48% en la fuerza de trabajo general.

El problema es más grave fuera de los Estados Unidos. En 2018, las mujeres constituían el 10% de la fuerza de trabajo, en materia de seguridad cibernética en la región de Asia y el Pacífico, el 9% en África, el 8% en América Latina, el 7% en Europa y el 5% en Oriente Medio.

Las mujeres están aún menos representadas en los niveles superiores de la dirección de la seguridad. Sólo el 1% de las mujeres que trabajan en seguridad en Internet ocupan cargos directivos.

La poca presencia femenina en la seguridad de Internet, está vinculada al problema más amplio de su baja representación en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Sólo el 30% de los científicos e ingenieros en los EE.UU. son mujeres.

La opinión de la sociedad es que la seguridad en Internet es un trabajo que hacen los hombres, aunque no hay algo inherente al género que predisponga a los hombres a interesarse más o a ser más adeptos a la ciberseguridad. Además, el sector da erróneamente a los posibles empleados la impresión de que en la ciberseguridad sólo importan los conocimientos técnicos, lo que puede dar a las mujeres la impresión de que el campo es demasiado técnico o incluso aburrido.

Por lo general, a las mujeres tampoco se les presentan oportunidades en los campos de la tecnología de la información. En una encuesta realizada entre mujeres que siguen carreras fuera de los campos de la tecnología de la información, el 69% indicó que la principal razón por la que no buscaban oportunidades en la tecnología de la información era porque no las conocían.

Las organizaciones a menudo no intentan reclutar mujeres para trabajar en la ciberseguridad. Según una encuesta realizada por la empresa de seguridad informática Tessian, sólo la mitad de los encuestados dijo que sus organizaciones estaban haciendo lo suficiente para contratar a mujeres en funciones de seguridad cibernética.

Los prejuicios de género en los anuncios de empleo desalientan aún más a las mujeres a presentar sus solicitudes. Los anuncios de empleo en materia de seguridad cibernética en línea suelen carecer de un lenguaje neutral en cuanto al género.

Aumentar la participación de las mujeres en la seguridad de la información, tiene sentido tanto para la seguridad como para los negocios. Las mujeres líderes en esta área tienden a priorizar sectores importantes que los hombres a menudo pasan por alto. Esto se debe en parte a sus antecedentes. El 44% de las mujeres que trabajan en el campo de la seguridad de la información tienen títulos en ciencias empresariales y sociales, en comparación con el 30% de los hombres.

Las mujeres profesionales de la seguridad en Internet dan mayor prioridad a la formación interna y a la educación en materia de seguridad y gestión de riesgos. Las mujeres también son más firmes defensoras de la formación en línea, que es una forma flexible y de bajo costo de aumentar la conciencia de los empleados sobre las cuestiones de seguridad.

También, son expertas en la selección de organizaciones asociadas para desarrollar software seguro. Las mujeres tienden a prestar más atención a las calificaciones y el personal de las organizaciones asociadas y evalúan la capacidad de éstas para cumplir las obligaciones contractuales. También prefieren a los socios que están dispuestos a realizar pruebas de seguridad independientes.

El aumento de la participación de la mujer en la seguridad cibernética es una cuestión comercial, así como una cuestión de género. Según un informe de Ernst & Young, para 2028 las mujeres controlarán el 75% del gasto discrecional de los consumidores en todo el mundo. Las consideraciones de seguridad como la encriptación, la detección de fraudes y la biometría se están volviendo importantes en las decisiones de compra de los consumidores. El diseño de los productos requiere un equilibrio entre la ciberseguridad y la facilidad de uso. Las mujeres profesionales de la seguridad cibernética pueden tomar decisiones mejor informadas sobre estas compensaciones para los productos dirigidos a las clientas.

Con información de: Yahoo.