Home Sociedad ITQ Latam recomienda APM de F5 Networks para asegurar el homeoffice en...

ITQ Latam recomienda APM de F5 Networks para asegurar el homeoffice en grandes corporaciones

Access Policy Manager asegura, simplifica y protege el acceso de los usuarios a aplicaciones y datos, al tiempo que ofrece la puerta de acceso más escalable del mercado. “Con esta suite, es posible saber desde dónde se conectan los usuarios, qué dispositivo están usando y a qué están tratando de conectarse”, explicó Rodrigo Simpson, product manager de ITQ Latam.

En medio de la pandemia del Covid-19, la mayoría de las empresas han debido adecuar su trabajo a una modalidad on line de homeoffice. “En este contexto, hemos visto que las compañías tienen diversas maneras de enfrentar el teletrabajo. No es lo mismo hacer homeoffice para un banco que para una firma más pequeña. Eso, por la cantidad de manejo de información y su complejidad, entre otros factores”, comentó Rodrigo Simpson, product manager de ITQ Latam.

Para las más compañías grandes, agregó, “la ciberseguridad deberá ser capaz de entregar accesos restringidos, controles VPN, identidad federativa, al menos un segundo factor de autenticación, entre muchas otras opciones robustas y flexibles”.
Por lo mismo, el especialista recomendó Access Policy Manager –APM- de su partner de negocios F5 Networks para asegurar el homeoffice en grandes corporaciones, pues asegura, simplifica y protege el acceso de los usuarios a aplicaciones y datos, al tiempo que ofrece la puerta de acceso más escalable del mercado. “Con esta suite, es posible saber desde dónde se conectan los usuarios, qué dispositivo están usando y a qué están tratando de conectarse”, indicó el ejecutivo.

APM unifica el acceso de aplicaciones al mismo tiempo que mejora la seguridad, la capacidad de uso y la escalabilidad. Entre sus principales características, permite federación de identidades e inicio de sesión único (SSO); acceso remoto y móvil seguro; proteger y gestionar el acceso a la web; entrega de virtualización de escritorios; aliviar la carga de la autenticación y simplificarla; gestionar e implementar de forma centralizada; rendimiento a escalado; y flexibilidad de personalización.

Fuente: ITQ Latam.