Home Opinión Teletrabajo en tiempos del COVID-19

Teletrabajo en tiempos del COVID-19

Por Sonia Boiarov*

Algunas sugerencias para las empresas

El COVID-19 avanza a paso firme. Por ello, las empresas deberían saber que por una medida gubernamental o bien ante la aparición de un solo caso de seguro tendrán que aislar a todos los empleados de una área, en el mejor de los casos, o de toda la empresa en el peor escenario. Es importante que las empresas no crean que no les va a pasar.

Por suerte, contamos con tecnologías y sistemas que nos permiten remotizar los puestos de trabajo y es sabido que muchos de estos empleados podrán teletrabajar.

Como se trata de una emergencia sanitaria, no tendremos mucho tiempo de preparar un plan meditado, por lo tanto, hay que distinguir las actividades vitales, las que son el corazón de la empresa. Es decir, identificar aquellas actividades que hay que hacer para que la empresa se mantenga viva, aún en la mínima expresión, sea lo que sea que pase.

La tarea principal consistirá en identificar cuáles son los puestos o las personas que pueden realizar estas tareas vitales a distancia, cuales los apoyos de esas personas y quienes no podrán teletrabajar.

En segundo término, hay que definir las herramientas tecnológicas necesarias para mantener el flujo del trabajo y los accesos a los sistemas, escritorios remotos, VPN, etc. Si da el tiempo hacer alguna prueba, pero sabemos que ya hay muchas experiencias exitosas, así que confiar será un buen mecanismo para arrancar con esta nueva forma de trabajo. Si el teletrabajo se instrumenta en trabajadores públicos, sería importante contar con resoluciones flexibles, que permitan resolver situaciones de forma rápida.

Con el teletrabajo se pueden mitigar los impactos negativos del COVID-19

En este contexto, la empresa puede sufrir consecuencias negativas en dos sentidos. El primero tiene que ver con la vida, es decir que alguno de sus integrantes se infecte; el segundo es económico, en el caso de que haya que parar las actividades.

En el primero, cuidar a la gente será valorado por toda la sociedad, en el segundo caso dependerá lógicamente de la resistencia económica puede tener la empresa, en el caso de que necesite mantener todos sus costos sin producir. Ambos efectos pueden ser mitigados por el teletrabajo.

El teletrabajo no sería posible sin los teletrabajadores por ello algunas recomendaciones para ellos

Si la empresa les ofrece trabajar en casa, no desaprovechen la oportunidad de cuidar su vida, no subestimen el virus, sigan las indicaciones de la OMS, manténganse en aislamiento lo más que puedan y agradezcan dando lo mejor de si mismos.

Construir confianza puede ser un antes y un después para mejorar las condiciones de trabajo que han tenido hasta ahora. Sobre cómo organizar el espacio, cuidar las tecnologías, equilibrar la vida laboral y personal, etcétera hemos hablado por más de 20 años y hay una gran cantidad de notas en Internet que serán útiles.

Ya se acabó el debate ahora hay que actuar, nuestra vida y la de nuestros seres queridos está en juego. Si pensó en teletrabajar este es el momento. Nadie ha hecho más por el teletrabajo que el COVID-19.


* Docente UBA y Presidente de la Fundación Caminando Utopías.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Ciberseguridad LATAM.