Home Entrevistas María Julia Giorgelli, de Defensoría del Pueblo: “Las consultas más comunes son...

María Julia Giorgelli, de Defensoría del Pueblo: “Las consultas más comunes son por suplantación de identidad digital”

Por Jorge González.

La subcoordinadora operativa de Gestión del Centro de Protección de Datos Personales de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, María Julia Giorgelli, dijo a Ciberseguridad LATAM, que las consultas más comunes en ese organismo son por los delitos de “suplantación de identidad digital”.

“Muchas veces existen consultas porque la gente no pude entrar a sus perfiles en las redes sociales o cuestiones de ese tenor. La mayoría de los casos que llegan aquí se solucionan sin intervención Judicial”, afirmó la doctora Giorgelli.

La profesional abogó por el derecho a la privacidad y la protección de datos personales, ante el avance en el uso de tecnologías de vigilancia, como globos aerostáticos o drones. “Desde el año 2009 monitoreamos los diversos dispositivos de seguridad que utiliza el Gobierno en la creencia de que las personas tienen derecho a circular anónimamente por el espacio público, es decir, el derecho a la privacidad y la protección de los datos personales debe garantizarse también en dicho espacio”, remarcó.

“La difusión de material de carácter sexual sin consentimiento de su titular, se torna incontrolable al viralizarse en las redes sociales, provocando graves daños psicológicos y permanentes en el tiempo a quien lo padece”.

Desde la Defensoría del Pueblo, ¿Cómo evalúa la actuación de la justicia de la Ciudad de Buenos Aires respecto de las denuncias que se efectúan por hostigamiento digital o difusión no consentida de imágenes?

Durante este año 2019 desde el Centro de Protección de Datos Personales de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, hicimos dos denuncias en la Justicia contravencional local. Hasta ahora la experiencia no fue buena dado que ambos casos fueron archivados sin ninguna medida, es decir. desde el inicio. Como decimos los abogados, no se tomó ninguna medida, no se habilitó la instancia.

El primer caso lo fue con motivo del blog Cazador Legal, el segundo por una denuncia de una joven de 17 años sobre difusión no consentida de imágenes íntimas. Respecto de Cazador Legal recibimos el caso vía el Ba-Csirt del GCBA con quienes tenemos un Convenio de Cooperación y trabajamos varias cuestiones. Previamente a realizar la denuncia judicial habíamos denunciado el blog en la plataforma de Google e intimado al generador del contenido, quien en abril del año pasado accedió a dar de baja las imágenes. Se tratan de “colas” de mujeres que circulan por la Ciudad de Buenos Aires. El blog funciona desde el año 2014, allí también hay videos y el lema es “Me considero un gran admirador de la belleza femenina, recorro la ciudad con mi cámara capturando lo que más me impacta, lo que siempre miramos de ellas, sí, acá lo comparto para todos ustedes”.

Desde ya las imágenes no tienen el consentimiento de las titulares y constituyen violencia contra la mujer. Las fotografías son acompañadas con dichos como “marcando la raya”, “te sigo hasta tu casa HDP” o “babutrola”. Además, las capturas suponen que esas mujeres son perseguidas por la calle para ser fotografiadas, en muchos casos se las puede identificar porque se les ve la cara o bien el lugar donde trabajan. Hay que tener en cuenta que esta conducta está muy cercana a lo que en otros lugares del mundo se conoce como “upskirting”. Ello fue conocido cuando en el año 2017 una ciudadana inglesa (Gina Martin) lideró una campaña online para denunciar a dos extraños que grabaron debajo de su falda en un festival de música. Gracias a esta campaña el Reino Unido ha prohibido el Upskirting y lo cataloga como acoso sexual. Aquí lamentablemente la Justicia en su Resolución de mayo de este año consideró que dado que las mujeres no advierten que son fotografiadas “es imposible comprobar si existió situación de rechazo u otra, como tampoco es posible acreditar si devino intimidación, hostilidad, degradación humillación…”. Sinceramente no se a quién puede gustarle que le digan te sigo hasta tu casa “HDP”. Hoy el blog lamentablemente sigue activo y como lo sugiere su nombre reforzado: http://cazadorlegal2019forever.blogspot.com/ de manera que el CPDP trabajará en la reapertura de la causa denunciando hechos nuevos.

“Muchas veces existen consultas porque la gente no pude entrar a sus perfiles en las redes sociales o cuestiones de ese tenor”.

El otro caso de difusión no consentida de imágenes intimas se presentó en agosto y fue archivado en noviembre sin tomar medidas también. Allí se alegó que el envió de oficios a la página pornográfica https://www.xvideos.com/ podía demorar demasiado tiempo. Aquí se representó a una joven de 17 años por dos contravenciones nuevas, es decir incorporadas hace un año en el Código local. La primera denominada “difusión no consentida de imágenes íntimas” conocida como pornovenganza y también por suplantación de identidad digital (71 bis y 71 QuarterCC). Concretamente, la Justicia dijo que “el video se encuentra dado de baja, al igual que el perfil creado a tales fines, y se concluye que en la actualidad los hechos no constituyen un evento de entidad suficiente que justifique que la justicia punitiva de esta Ciudad prolongue su intervención”. Además, justifica su decisión en que “al día de la fecha no se cuenta una persona individualizada a quien atribuírsele la conducta denunciada” y que como la empresa que administra la página web tiene sede en República Checa, la información podría demorar entre 6 y 8 meses. En el escrito presentado por el Defensor del Pueblo, se hizo hincapié en las mujeres como víctimas recurrentes de diversos tipos de violencias: “Permanentemente son cosificadas, discriminadas, disminuidas, entre tantos otros padecimientos (…). Por tal razón, existen normas genéricas que tienen este único fin, como por ejemplo la Ley 26.485 de “Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”; y en particular, la difusión de material de carácter sexual sin consentimiento de su titular, se torna incontrolable al viralizarse en las redes sociales, provocando graves daños psicológicos y permanentes en el tiempo a quien lo padece.

¿Cuáles son los delitos digitales más comunes?

En la experiencia del Centro las consultas más comunes son por suplantación de identidad digital. Muchas veces existen consultas porque la gente no pude entrar a sus perfiles en las redes sociales o cuestiones de ese tenor. La mayoría de los casos que llegan aquí se solucionan sin intervención Judicial.

La Defensoría del Pueblo denunció en 2013 y 2014 a los blogs “Chicas bondi” y “Patentes y travestis” por subir imágenes no autorizadas. ¿Cómo concluyeron esos casos?

En realidad esos casos se trataron de denuncias ante las propias plataformas web. No se hicieron denuncias judiciales dado que son casos de hace varios años. Concretamente el primero que se llamaba “Chicas Bondi Sin pose Sin Permiso” y tenía como eje principal capturar imágenes de mujeres jóvenes, agradables, bonitas que pasivamente son fotografiadas. Nótese que el propio nombre de la propuesta se refiere a “chicas” y según ha salido publicado en los medios son mujeres de entre 20 y 35 años. Efectivamente todo ello es comprobable mediante las constancias de esta actuación así como el ingreso a los sitios ya mencionados que se encuentran disponibles en la web. No hay duda que ello contraviene la Ley sobre protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres nro. 26.485 prevé en su articulado diferentes tipos de violencia contra la mujer, uno de los cuáles es el denominado “violencia simbólica”. Así es definida por la norma como “La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad”. En el año 2013 luego de la polémica pública, el autor del blog dijo que no subiría más fotos. En ese momento estuvo dado de baja, luego dado de alta con fotos al año 2016.

El otro de los casos se inició de oficio. El blog exhiben patentes de automóviles, vale recordar que las patentes son un dato personal toda vez que permite identificar a los sujetos. En concreto, en http://www.travestispatentes.blogspot.com.ar/, se suben fotos de los autos que visitan zonas rojas de la Ciudad, Parque Tres de Febrero que pertenece al GCBA, y se publican con la intención de “escrachar” a los conductores, travestis y personas que estarían en el lugar. También aquí, lamentablemente, las grandes empresas no toman cartas en el asunto. Frente al reporte que realizamos, Google nos ha respondido que se trata de servicios ofrecidos por Google Inc., una compañía de Estados Unidos, por lo que dicha información no está bajo el control de Google Argentina SRL. A su vez, nos solicitaron comunicarnos con dicha compañía. Ante los reportes realizados durante estos años figura este alerta previo a ingresar al sitio. Al día de hoy el mismo está disponible con información de hace más 6 años. En este caso se evalúa el inicio de una acción por discriminación en la Justicia.

¿Cómo analiza el avance en el uso de tecnologías de vigilancia como globos aerostáticos o drones? ¿Existe preocupación de los vecinos?

El tema de la vigilancia mediante el uso de la tecnología es bien complejo. Los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires están constantemente vigilados y relegan su privacidad en pos de una supuesta seguridad. Lo que hoy en día puede verse es que las cámaras de videovigilancia no son sinónimo de seguridad. Desde el año 2009 monitoreamos los diversos dispositivos de seguridad que utiliza el Gobierno en la creencia de que las personas tienen derecho a circular anónimamente por el espacio público, es decir, el derecho a la privacidad y la protección de los datos personales debe garantizarse también en dicho espacio. Además de los dispositivos que señalas, existen anillos que leen las patentes de los autos, cámaras en los colectivos.

“Las imágenes difundidas sin consentimiento de las titulares constituyen violencia contra la mujer”.

Desde abril de este año se ha incorporado por parte del Ministerio de Seguridad de la Ciudad el sistema de reconocimiento facial de prófugos que hasta el momento no ha arrojado buenos resultados: se han producido varias detenciones por error, error en la base sobre la que el sistema matchea. Ante ello hace pocos meses el Defensor solicito a los máximos tribunales del país que tomen las medidas pertinentes a los fines de que todos los Juzgados bajo su jurisdicción subsanen y corrijan los errores consignados en las comunicaciones efectuadas al Registro Nacional de Reincidencia dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación que es la base que contenía los errores. En efecto, en la Disposición 7/2019 de fin de noviembre, se admite la existencia de diversos errores donde los datos personales aportados no se correspondían con los informados por el Registro Nacional de las Personas de manera que así se comenzó con esa depuración, es un paso hacia adelante en el uso de esta herramienta que la ciudadanía no parece cuestionar.

¿Se registran denuncias sobre identidad robada?

Si, tomamos todos los casos, los derivamos donde corresponda y asesoramos a los vecinos sobre qué hacer.



En off

¿Una comida preferida? Las pastas.

¿Una ciudad que le gustaría conocer? Capadocia.

Para las vacaciones, ¿montaña o playa? Montaña.

¿Le gustan los deportes? ¡Sí! Juego mal al tenis.

¿Qué libro de lectura recomendaría? Distancia de Rescate de Samanta Schweblin.