Home Opinión Vocación de servicio, lo que el cliente necesita

Vocación de servicio, lo que el cliente necesita

Por Salvador Esquivel*

No es necesario estar inmerso en una situación compleja, ya sea interna o externa, para entregar un servicio dedicado, donde la vocación al cliente sea el estándar permanente. Aunque, sin duda, es en contingencias extremas cuando se tiene la oportunidad de corroborar credenciales y entregar al cliente lo que requiere, con vocación de servicio.

A pesar de que no hay ningún sistema que sea 100%, sí puede asegurarse un 99,99% de disponibilidad. Eso significa dos a tres minutos de caída en el año, lo cual para una gran empresa puede significar mucho. Por lo tanto, para comenzar es importante que el cliente esté consciente de que solo podrá acceder a una disponibilidad cercana al 100%.

El cliente espera que todo lo que compró se le entregue de la mejor forma posible. También espera contar con profesionales certificados, con experiencia, conocimiento, con las mejores prácticas de la industria, 100% calificados, con dedicación, vocación de servicio y flexibilidad. Esto es estar siempre disponible, ayudar en caso de cualquier requerimiento y alto compromiso. En definitiva, un apoyo al 100% que le demuestre lo importante que es y que se trabaja para su completa satisfacción. Para ello, es vital entregar al cliente el tiempo que necesita de la mejor manera posible y que tenga la certeza de que sus servicios están a resguardo y respaldados, en las mejores manos.

Además de esa actitud, el cliente necesita la mejor tecnología de la que se pueda disponer para que sus datos estén respaldados, pues de ello depende si un negocio se salva o no, en caso de una contingencia importante.

Por lo mismo, conocer cuáles son las máquinas y los servicios claves o críticos para el funcionamiento del negocio es fundamental, pues de ellos dependerá si la plataforma que se utilice sea on premise, cloud, ambas o un híbrido de acuerdo al principal objetivo que es la continuidad operativa.

A lo anterior se deben sumar medias adecuadas, como que la conectividad a Internet esté disponible con más de un proveedor y que los aplicativos tengan respaldo; asegurar que el enlace de comunicación no se caiga; tener una réplica en otro lugar, on premise o cloud. Todo debe replicarse y si los recursos son escasos, solo replicar las máquinas que son vitales para la continuidad operativa.

Por último, es importante contar con un respaldo de la información en cintas y discos, siempre. Si hay una cinta guardada, se puede recuperar la data y no se pierde todo, no se parte desde cero. La clave aquí es que el cliente no deje de operar, estar a su disposición 24/7, ya sea in situ o en forma remota, con vocación de servicio.


* Gerente de Servicios TI en ITQ LATAM.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Ciberseguridad LATAM.