Home Blockchain Los países del G-7 buscan vetar a Libra, la criptomoneda de Facebook

Los países del G-7 buscan vetar a Libra, la criptomoneda de Facebook

Los principales actores europeos están uniendo sus fuerzas para bloquear la moneda digital propuesta por Facebook, debido a los peligros que representa para la soberanía nacional.

La firme oposición de Francia, Italia y Alemania se suma a la creciente resistencia a la que se enfrenta el gigante tecnológico en su problemática incursión en la financiación digital.

El Grupo de las 20 economías también advirtió sobre los “graves” riesgos de blanqueo de dinero, fraude y financiación ilícita que plantea Libra, la moneda digital propuesta por la red de medios sociales.

Italia, Alemania y Francia tomarán medidas no especificadas en las próximas semanas “para mostrar claramente que Libra no es bienvenida en Europa”, explicó el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, al margen de las reuniones anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, en Washington.

“No permitiremos que una empresa privada tenga el mismo poder, el mismo poder monetario que los estados soberanos”, añadió. Y aseguró que “la mayor diferencia entre Facebook y los gobiernos es que estamos sujetos al control democrático, es decir, al control del pueblo”.

El 18 de octubre, el Grupo de las Siete economías dijo que cualquier moneda digital respaldada por reservas como Libra -conocida como moneda estable- requeriría un marco legal sólido antes de entrar en circulación.

Pero los funcionarios europeos dicen que quieren ir aún más lejos bloqueando la moneda.

Al igual que Le Maire, el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, dijo el viernes que era “muy escéptico” sobre Libra. “Estoy a favor de no permitir el establecimiento de una moneda tan global porque es responsabilidad de los estados democráticos”, aseguró.

Scholz también reconoció la necesidad de reformas bancarias para que los pagos transfronterizos sean más simples, baratos y rápidos.

“Al mismo tiempo, debemos proteger la autonomía de los Estados democráticos”, dijo.

El Ministro de Finanzas italiano, Roberto Gualtieri, estuvo de acuerdo, diciendo a los periodistas el viernes que había un “fuerte consenso” entre las naciones para no permitir el uso de monedas privadas.

Libra también ha enfrentado desafíos desde dentro, ya que en las últimas semanas los principales actores financieros y comerciales se han retirado del proyecto, incluyendo Visa, Mastercard, eBay, Stripe, PayPal y la empresa de viajes en línea Bookings Holdings.

Pero la Asociación Libra ha tratado de evitar el bloqueo diciendo que abordará las preocupaciones planteadas por los funcionarios del gobierno.

“Repito que nuestra prioridad hoy es trabajar con los reguladores para responder a sus preguntas legítimas y proporcionarles todas las garantías necesarias”, dijo Bertrand Pérez, director gerente de la asociación.

Le Maire, sin embargo, pareció descartar esa cooperación con Facebook, señalando que el gigante de los medios sociales planeaba vincular su criptocurrency a una cesta de activos de reserva.

“Todo lo que Facebook tendría que hacer sería decidir utilizar más o menos dólares o euros para influir en el tipo de cambio entre el euro y el dólar, y así tener un impacto directo en el comercio, la industria y los países que utilizan el dólar o el euro como moneda base”, dijo.

Esto podría perjudicar la política monetaria y afectar la eficiencia de los gobiernos, añadió.

“¿Queremos poner la política monetaria en manos de una empresa privada como Facebook? Mi respuesta es claramente no”, dijo.

Sin embargo, no se opone a la creación de una moneda digital, que Francia podría desarrollar “en un marco europeo”.

“La respuesta correcta no es una moneda digital privada bajo el control de una de las mayores multinacionales del planeta”, manifestó, refiriéndose a los miles de millones de usuarios de Facebook.

La asociación Libra se lanzó oficialmente el lunes últmo, en Ginebra, con 21 miembros fundadores, entre ellos las empresas de telecomunicaciones Vodafone e Iliad, así como las empresas de tecnología Uber, Spotify y Farfetch, operaciones de cadenas de bloques como Anchorage, Xapo y Coinbase y la empresa de capital riesgo Andreessen Horowitz.