Home Sociedad Aplicación china de deepfake, provocó una polémica sobre la privacidad

Aplicación china de deepfake, provocó una polémica sobre la privacidad

Lanzada el viernes último, Zao se convirtió en una aplicación viral, ya que los usuarios chinos aprovecharon la oportunidad de verse a sí mismos representando escenas de películas conocidas que utilizan tecnología de falsificación profunda, lo que ya ha suscitado preocupaciones en otros lugares sobre su posible uso indebido.

Los usuarios proporcionan una serie de selecciones en las que parpadean, mueven la boca y hacen expresiones faciales, que la aplicación utiliza para transformar de forma realista la imagen animada de la persona en películas, programas de televisión u otros contenidos.

La empresa se vio obligada a emitir una declaración el domingo en la que se comprometía a realizar cambios después de que los críticos atacaran la política de privacidad de la aplicación, que tenía derechos “gratuitos, irrevocables, permanentes, transferibles y relicenciables” sobre todo el contenido generado por los usuarios.

Ha habido una creciente preocupación por las falsificaciones profundas, que utilizan la inteligencia artificial para parecer genuinas. Los críticos dicen que la tecnología puede ser utilizada para crear videos falsos para manipular las elecciones, difamar a alguien, o potencialmente causar malestar al difundir desinformación en una escala masiva.

“Entendemos la preocupación por la privacidad. Hemos recibido la retroalimentación y arreglaremos los problemas que no tomamos en cuenta, lo que tomará algún tiempo”, dijo Zao en una declaración.

Zao es propiedad de Momo Inc, un servicio de citas tipo Tinder que cotiza en el Nasdaq de los Estados Unidos.

Desde entonces, ha cambiado sus términos para decir que no utilizará capturas de pantalla ni vídeos subidos por los usuarios, salvo para mejorar la aplicación. También se comprometió a eliminar de sus servidores cualquier contenido que haya sido cargado y posteriormente eliminado por los usuarios.

La reacción no ha mermado la popularidad de la aplicación. A partir del lunes por la tarde seguía siendo la primera descarga gratuita en China, según el proveedor de datos de mercado de aplicaciones App Annie.

La preocupación por las falsificaciones profundas ha crecido desde la campaña electoral de 2016 en EE.UU., que vio un amplio uso de la desinformación en línea, según investigaciones estadounidenses.

En junio, el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que la red social estaba luchando por encontrar formas de lidiar con los videos falsificados, diciendo que podrían constituir “una categoría completamente diferente” de desinformación que cualquier otra a la que se haya enfrentado antes.

Con información de: Xataka.