Home Entrevistas Fiscal Daniela Dupuy: “Encontramos escollos cuando investigamos casos de identidades robadas”

Fiscal Daniela Dupuy: “Encontramos escollos cuando investigamos casos de identidades robadas”

Por Jorge González.

(ESPECIAL). La Fiscal Daniela Dupuy, a cargo del equipo de delitos informáticos de la ciudad de Buenos Aires, dijo que en el organismo estatal encuentran escollos cuando investigan casos de robos de identidad, ya que las empresas proveedores de internet son renuentes a dar información porque “todavía no es delito la identidad robada sino una contravención”.

“El escollo que veo es que las empresas proveedores de internet, cuando pedimos información sobre una persona que no cometió un delito sino una contravención, se niegan a brindar esa información y dicen que sólo la proporcionan cuando es por la investigación de un delito. Ese es un escollo grave”, dijo Dupuy.
“Otro impedimento es que el autor, más allá de que la víctima esté en Buenos Aires, viva por ejemplo en Salta, donde no es delito ni contravención. Creo que debe trabajarse profundamente para que finalmente la identidad robada sea un delito”, afirmó.

El robo de identidad es cometida por un delincuente para asumir el nombre de la víctima con el objetivo de acceder a sus cuentas bancarias, obtención de créditos, u otros beneficios que lo coloquen en una posición ventajosa en desmedro de aquella persona a la que hurtó su identidad.

“Contamos con fiscales que entienden cómo se investiga éste tipo de delitos”.

Dupuy, en la entrevista concedida a Ciberseguridad LATAM, destacó que los principales delitos informáticos en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires son los de la pornografía infantil y grooming, y reveló que lo primero que se hace “es contener a la víctima y preservar la prueba” del ilícito.

“Son infinitos los delitos por los cuales se hacen denuncias. Primero entrevistamos a la víctima para darle la seguridad de que vamos a trabajar seriamente sobre el tema, luego ponemos a resguardo esa evidencia que ellos nos traen y ahí continuamos con un protocolo que tenemos para las investigaciones. Buscamos todas las pruebas necesarias con miras al juicio oral y público que es el sistema acusatorio que rige en la Ciudad de Buenos Aires”, reveló.

Dupuy, abogada, egresada de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, desempeñó diversos cargos en el fuero Criminal y Correccional Federal de Capital Federal, tiene un Doctorado en Derecho Penal y Procesal cursado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla (1999/2000), y es expositora en numerosas Jornadas y Talleres nacionales e internacionales sobre Delitos Informáticos.

“No es prohibir las redes, es simplemente formar a los niños de qué manera hay que hacer buen uso”.

Doctora, ¿en qué consiste una pericia informática?

En la realización de un análisis técnico de personas expertas en informática donde se analizan los datos que están insertos en los dispositivos de almacenamiento informático, que por lo general son secuestrados en el marco de un allanamiento que el fiscal pide al juez y donde a través de diferentes puntos de pericia estipulados por el fiscal, el perito va desarrollando cada uno de ellos y dando respuestas.

¿En qué casos se realiza?

En la gran cantidad de casos que tenemos, que se llevan adelante a través de las redes sociales, siempre o la mayoría de las veces hace falta un análisis técnico de los datos para corroborar fehacientemente si lo que está inserto se adapta a algún elemento normativo del tipo penal. Y es el fiscal el que determina cuáles son los puntos a analizar, pero también la defensa hace su trabajo. Lógicamente se notifica a la defensa para que haga su labor. Por lo general, en el ámbito del Ministerio Público Fiscal lo lleva el cuerpo de investigaciones judiciales, una fuerza auxiliar a los fiscales, pero también se suele hacer una copia, una para la fiscalía y otra para la defensa. Hay casos en que cada una de las partes, tanto la defensa como la fiscalía, hacen su análisis a través de los expertos informáticos por su parte y como en CABA impera el sistema acusatorio, luego en el juicio oral cada uno puede examinar y contraexaminar a los peritos informáticos para controlar el trabajo que han realizado técnicamente en los dispositivos que contienen almacenamiento.

¿Cuáles son los principales delitos informáticos?

Los principales delitos informáticos, son los que están estipulados en nuestro código penal. Entiendo que la lista no puede ser tan cerrada porque éstas nuevas formas de investigar a través de las herramientas digitales, hace que para todo tipo de delitos, hasta para un homicidio, que no es un delito informático, se requiera de la evidencia digital.

¿Cómo puede definir la situación de la ciudad de Buenos Aires respecto del cibercrimen?

Sinceramente es muy buena. Contamos con fiscales que entienden cómo se investiga éste tipo de delitos. Considero que la ciudad de Bueno Aires está a la cabeza en el país, no sólo en cuanto a las personas que forman parte en este tipo de investigaciones sino a las herramientas de última generación con que cuenta el cuerpo de investigaciones judiciales y el personal informático que también es excelente.

“Son infinitos los delitos por los cuales se hacen denuncias”.

A través de la tarea que ustedes realizan, ¿puede resolverse un crimen?

Sí, claro. A través de la tarea que nosotros realizamos, podemos resolver cualquier delito, si contamos, en el marco de las investigaciones, con las respuestas rápidas de las empresas proveedoras de servicios de internet de darnos la información que requerimos. Si logramos preservar rápidamente la escena del delito y si sabemos recolectar rápidamente las primeras evidencias que se van transformar en pruebas en el marco de un juicio oral, claro que puede resolverse cualquier tipo de delito.



Pornografía infantil, grooming y abuso sexual

La fiscal Daniela Dupuy también se refirió a los casos sobre pornografía infantil, grooming y abuso sexual, que se registran en la ciudad de Buenos Aires y en ese sentido manifestó que hay gran cantidad de casos de pornografía infantil y grooming. Al respecto agregó que prácticamente el 90 por ciento de los casos que ingresan a través de National Informen Center Children son por esos delitos.

La pornografía infantil está asociada al grooming, que es un término de la lengua inglesa que se utiliza para hacer referencia a todas las conductas o acciones que realiza un adulto para ganarse la confianza de un menor de edad, con el objetivo de obtener beneficios sexuales.

¿Qué lugar ocupa Argentina en este tipo de casos? ¿Cómo prevenimos el grooming?

Información, formación, consejos a los menores de edad. Es obligación de generar políticas públicas de Estado que tienen que ser dirigidas hacia los menores, los adolescentes, los maestros, padres. Todos tenemos que estar informados sobre el mal uso de las redes sociales. No es prohibir las redes, es simplemente formar a los niños de qué manera hay que hacer buen uso, y evitar entablar conversaciones con desconocidos y mantener contacto con la gente conocida. Los padres y los maestros tienen que tener un control sobre esto.

La pornografía infantil tiene que ver con el grooming y viceversa. Hay casos que cuando analizamos los dispositivos de almacenamiento informático, nos encontramos con conversaciones que pueden encuadrarse en el delito de grooming y viceversa. Cuando alguien nos denuncia un caso de grooming y podemos analizar el teléfono de la persona imputada encontramos que se ha distribuido o se tienen imágenes de pornografía infantil. Ambas figuras han desembocado también en casos de abuso sexual intrafamiliar o en ámbitos donde los imputados tienen una vinculación directa con los menores de edad, como por ejemplo profesores de colegios.