Home Sociedad Ciberdelincuente condenado a 20 meses de prisión por usar un dispositivo de...

Ciberdelincuente condenado a 20 meses de prisión por usar un dispositivo de fraude casero

Tony Muldowney-Colston se declaró culpable de nueve cargos de posesión de un artículo para uso fraudulento, y dos cargos de fabricación o suministro de un dispositivo creado para estafar, y deberá afrontar una pena de 20 meses en prisión.

Los agentes de la Policía Metropolitana habían iniciado una investigación sobre sus actividades en enero, antes de obtener una orden de registro para una dirección relacionada con el estafador en junio.

Mientras buscaban en la propiedad encontraron un disco duro que contenía datos de pasaportes y tarjetas de identidad, 32 tarjetas de crédito y una hoja de cálculo que contenía nombres, direcciones, direcciones de correo electrónico y números de teléfono vinculados a un club privado de miembros en el centro de Londres.

Más sorprendente aún, la policía encontró un extraño artefacto casero que Muldowney-Colston, alias Tony Colston-Hayter, oriundo Brighton, aparentemente usó para distorsionar su voz mientras hablaba por teléfono con los bancos en un intento de hacerse pasar por clientes legítimos. La máquina también reproducía mensajes bancarios pregrabados para engañar a las víctimas.

Estos métodos poco convencionales le permitieron acceder a fondos de más de 500.000 libras esterlinas de las cuentas que pudo abrir.

“La estafa llevada a cabo por Muldowney-Colston afectó a cientos de personas en todo el Reino Unido, y tenía el potencial de afectar a muchas más. Es un criminal audaz que sólo recientemente fue liberado de la cárcel por llevar a cabo delitos muy similares”, dijo el inspector detective Philip McInerney, de la Unidad de Delitos Cibernéticos de la Met (MPCCU, por sus siglas en inglés).

Muldowney-Colston fue encarcelado en 2014, por ser el autor intelectual de un ataque cibernético contra ordenadores en las sucursales de Barclays y Santander, que supuso un beneficio de 1,3 millones de libras esterlinas para la banda.

Anteriormente, en la década de 1980, se hizo famoso popularizando la cultura rave, lo que le valió el apodo de rey de las casas de ácido.