Home Entrevistas Enrique del Carril: “La ciudad de Buenos Aires tiene tasas altas de...

Enrique del Carril: “La ciudad de Buenos Aires tiene tasas altas de cibercrimen”

Foto: Charly Díaz Azcue / Senado de la Nación.

Por Jorge González.

(ESPECIAL). El director del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Enrique del Carril, dijo que la capital de la República Argentina “tiene tasas altas de cibercrimen”.

Del Carril destacó que “numéricamente hablando, los delitos contra menores en las redes (pornografía infantil y grooming) y las estafas por medios electrónicos son las que tiene mayor presencia”. “Pero si lo miramos desde el punto de vista de su entidad y capacidad de daño, el ataque a infraestructuras críticas y otros tipos de daño informático son muy importantes”, resaltó.

Abogado y magíster en Derecho y Magistratura Judicial, del Carril, que posee una vasta experiencia en éste ámbito, fue titular de la Oficina de Asistencia Judicial Internacional del Ministerio Público Fiscal de la Nación, Secretario Letrado de la Procuración Fiscal en lo Penal ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y funcionario de la Justicia Nacional en lo Criminal y Correccional Federal, entre otros cargos.

“Los delitos contra menores en las redes (pornografía infantil y grooming) y las estafas por medios electrónicos son las que tienen mayor presencia”.

También fue Experto Convocado de la Oficina de la Naciones Unidas para la Droga y el Crimen (UNODC), Punto de Contacto para la República Argentina del Centro Norteamericano para los Niños Extraviados y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés) y Miembro Honorario de la Escuela Judicial del Callao, Perú.

¿En qué consiste una pericia informática?

Según una definición bastante aceptable, una pericia informática es la aplicación de conocimientos específicos de las distintas disciplinas de la informática a un dispositivo electrónico para la obtención de elementos de prueba bajo procedimientos que resulten válidos en el proceso judicial.

¿En qué casos se realiza?

Este es quizás uno de los principales problemas. Hoy los jueces y fiscales ordenan pericias informáticas para procedimientos, como por ejemplo la búsqueda de documentos o imágenes en un dispositivo, que no son estrictamente operaciones de informática forense.

¿Cuáles son los principales delitos informáticos?

Desde la estadística, los delitos contra menores en las redes (pornografía infantil y grooming) y las estafas por medios electrónicos son las que tienen mayor presencia. Pero si lo miramos desde el punto de vista de su entidad y capacidad de daño, el ataque a infraestructuras críticas y otros tipos de daño informático son muy importantes.

¿Cómo puede definir la situación de la ciudad de Buenos Aires respecto del cibercrimen?

La Ciudad de Buenos Aires, por su condición de metrópoli con alta conectividad de sus habitantes, tiene tasas altas de cibercrimen. Creo que las instituciones de la Ciudad vienen reaccionando favorablemente a estos desafíos. Podemos mencionar, en este sentido, al BACSIRT, que es responsable de la seguridad informática del Gobierno de la Ciudad y monitorea cuidadosamente las amenazas en esta temática contra la población. También la Policía de la Ciudad tiene organismos específicos de lucha y prevención del cibercrimen.

En lo que hace al Ministerio Público Fiscal, éste cuenta con tres fiscalías especializadas y con el Cuerpo de Investigaciones Judiciales, integrado por áreas especializadas en cibercrimen, informática forense, aseguramiento de evidencia digital, tratamiento forense de la imagen y video, entre muchas otras.

“Hoy los jueces y fiscales ordenan pericias informáticas para procedimientos que no son estrictamente operaciones de informática forense”.

A través de la tarea que ustedes realizan, ¿se puede resolver un crimen?

Podemos aquí hacer algunas diferencias. En primer lugar, en la actualidad, todo delito tiene algún tramo digital, aunque sea el uso de un smartphone. En estos casos, lo fundamental es la adquisición y el aseguramiento forense de la prueba digital. En cambio, cuando hablamos de delitos informáticos o delitos cometidos en medios digitales, lo fundamental es el análisis de la información y la habilidad de relacionar los perfiles y evidencias del mundo digital con personas, cosas y lugares del mundo físico.



Cómo se rescataron 100 niñas que eran extorsionadas

El doctor del Carril se refirió en diálogo con Ciberseguridad LATAM a los casos más resonantes de los trabajos realizados en la fiscalía que conduce, y en ese sentido contó cómo se logró rescatar a 100 niñas que eran extorsionadas.

“Seguramente el trabajo más trascendental es el que se refiere a la persecución de los delitos sexuales contra menores en línea. En ellos está en juego la protección de nuestros niños en ambientes donde generalmente están bastante desprotegidos. Un ejemplo de estos fue la que se denominó Operación Ángel Guardián, en la que a partir de una operación coordinada a lo largo de todo Argentina, se logró rescatar a más de 100 niñas entre 12 y 16 años que estaban siendo extorsionadas por un groomer para que se filmen en actitudes sexuales”.

“Además, el CIJ está interviniendo en varios casos vinculados con la corrupción, aportando sus capacidades para el procesamiento de grandes volúmenes de información”, agregó.

¿La tasa de delitos aumenta en los grandes conglomerados?

Las grandes ciudades tienen, desde siempre, una tasa de delitos más alta y en esto los delitos informáticos no son la excepción. En general, en las grandes ciudades la conectividad es más accesible y fácil; y sus habitantes están más digitalizados.

¿Cómo se da este tipo de delitos?

El espacio digital, en esta cultura de la conectividad en que estamos viviendo, se ha constituido en un lugar más donde la gente está. Y es lógico que, consecuentemente, también ocurran conflictos en este lugar.

¿Trabajan con el tema de las identidades robadas?

El robo de identidad no es hoy un delito por lo que sólo tenemos un abordaje de este problema cuando está relacionado con otro hecho que sí lo es. Por ejemplo, el robo de identidad puede vincularse con la contravención del hostigamiento y delitos de amenazas. Ocurre, también, que se roban identidades para utilizarlas con el objetivo de captar menores para obtener fotos o videos de pornografía infantil; es uno de los modus operandi del grooming.

Una vez que la víctima realizó la denuncia, ¿cómo enfocan la investigación?

El primer paso es hacerse de la evidencia digital mediante el aseguramiento forense del smartphone, el dispositivo electrónico o el perfil de la red social de la víctima. A partir de esa información se aplican técnicas de investigación en fuentes abiertas para conseguir y analizar información con el objetivo de identificar al culpable y hacerse de la prueba del hecho. Una vez que se ha podido determinar la identidad física de la persona, el fiscal del caso toma la decisión de ordenar la detención y/o el allanamiento, dependiendo de las particularidades del caso. Luego vendrá eventualmente la pericia informática y la presentación del caso y la prueba en juicio oral.