Home Colaboradores Argentina: será obligatorio registrar nuevamente las bases de datos

Argentina: será obligatorio registrar nuevamente las bases de datos

Por Daniel Monastersky*

A partir de una reciente resolución de la Agencia de Acceso a la Información Publica, será necesario re empadronar a los responsables y bases de datos que tenga cada empresa o titular de la misma.

El procedimiento en su totalidad se realizará mediante la plataforma de Trámites a Distancia (TAD), que es el medio de interacción del ciudadano con la administración, a través de la recepción y remisión por medios electrónicos de presentaciones, solicitudes, escritos, notificaciones y comunicaciones, entre otros.

“Ya no será necesario informar la cantidad de registros que tiene cada base de datos”.

El plazo para realizar el registro es hasta el 28 de febrero de 2019 en el caso de los responsables de Bases de Datos Personales Públicas, y hasta el 31 de octubre de 2019 en el caso de responsables de Bases de Datos Personales Privadas.

Será necesario contar con Clave fiscal nivel 2 o superior de la AFIP o Apoderamiento en Trámites a distancia para realizar el registro.

El primer paso será dar de alta al responsable de bases de datos que posteriormente se registrarán. Una vez confirmado el trámite, recibirá un correo electrónico con el código de registro del responsable. Será fundamental guardar este dato, ya que se lo requerirá para cualquier trámite posterior en el registro. Finalizado y aprobado el paso previo, se deberán registrar cada una de las bases de datos con las que cuente el responsable.

Se podrá descargar el certificado de inscripción al Registro Nacional de Bases de Datos Personales con código QR, el cual tendrá toda la información relativa al responsable.

La inscripción no tiene vencimiento, pero si se producen cambios en la información que se había declarado, se tendrá que modificar los mismos en el Registro de Bases de Datos, ya que la inscripción reviste el carácter de declaración jurada. La información que se debería actualizar tiene que ver con razón social, CUIT o CUIL, domicilio, entre otros.

Ya no será necesario informar la cantidad de registros que tiene cada base de datos. Con la normativa anterior este dato era fundamental para calcular el arancel por el registro de cada base.

Deber de información que surge de la Ley de Protección de Datos Personales

Cuando se recaban datos personales se debe informar previamente a sus titulares en forma expresa y clara:

  1. La finalidad para la que serán tratados y quiénes pueden ser sus destinatarios o clase de destinatarios.
  2. La existencia del archivo, registro, banco de datos, electrónico o de cualquier otro tipo, de que se trate y la identidad y domicilio de su responsable.
  3. El carácter obligatorio o facultativo de las respuestas al cuestionario que se le proponga, en especial en cuanto a los datos referidos en el artículo siguiente.
  4. Las consecuencias de proporcionar los datos, de la negativa a hacerlo o de la inexactitud de los mismos.
  5. La posibilidad del interesado de ejercer los derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos.

“La inscripción no tiene vencimiento, pero si se producen cambios en la información que se había declarado, se tendrá que modificar los mismos en el Registro de Bases de Datos”.


Medidas de seguridad recomendadas para el tratamiento de datos personales

En la Resolución 47/2018 de la Agencia de Acceso a la Información Pública (AAIP), en su carácter de órgano de control de la Ley 25.326, la AAIP aprobó nuevas medidas de seguridad recomendadas, acordes con los estándares internacionales vigentes, para la protección de la confidencialidad e integridad de la información que contiene datos de carácter personal en todo el proceso de tratamiento, desde su recolección hasta su destrucción.

* Abogado especializado en Delitos Informáticos y Protección de Datos Personales. Socio de MONASTERSKY | ABOGADOS. Fue Miembro del Consejo Asesor del Foro Mundial de Ciberseguridad. Puedes seguirlo en Twitter en @identidadrobada.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Ciberseguridad LATAM.