Home Concientización El 67% de las instituciones educativas de América latina sufrió algún incidente...

El 67% de las instituciones educativas de América latina sufrió algún incidente de seguridad

Según reveló una encuesta que realizó la empresa ESET, líder en detección proactiva de amenaza, el 67% de las instituciones de Latinoamérica sufrió algún incidente de seguridad.

La compañía efectuó un sondeo del que participaron instituciones educativas de nivel primario, secundario, terciario y universitario de Latinoamérica con el objetivo de conocer qué tan expuestas están esos establecimientos a riesgos de seguridad.

“Los riesgos a los que se exponen las instituciones educativas no difieren de los que pueden sufrir grandes industrias y corporaciones”, dijo Camilo Gutiérrez, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica. “Sin embargo, solo el 44% de las empresas consultadas en el área cuentan con los controles básicos de protección, es decir, solución Antivirus, Backup y Firewall, mientras que la mitad admitió haber sido víctima de infecciones de malware”, resaltó.

Gutiérrez también Indicó que “comprender el riesgo a los que la institución y todos los que forman parte de la misma están expuestos, ayuda a tomar las medidas básicas de protección logrando proteger la privacidad y la información sensible de cualquier establecimiento”.

Según las instituciones educativas consultadas por ESET, un 72% dice realizar actividades de concientización, pero solamente un 31% lo hace me manera periódica, mientras que el 67% de los encuestados informó que tuvo algún problema de ataque cibernético.

Las instituciones educativas manejan grandes volúmenes de datos personales de alumnos y del equipo docente, como documentos de identidad, datos financieros, historial académico y registros médicos, entre otros. En este sentido, un incidente de seguridad podría tener consecuencias importantes para la institución, así como también afectar la privacidad de los alumnos y profesores. Básicamente las instituciones educativas podrían quedar expuestas al acceso indebido de información sensible y robo de datos. Además, pueden ser víctimas de ataques si sus servidores son vulnerables, lo que puede poner en riesgo los dispositivos personales de alumnos y profesores.

El hecho de estar conectado de una red no del todo segura de una institución, puede generar que los dispositivos conectados sean vulnerados permitiendo a los atacantes acceder desde información como las fotos guardadas en los mismos hasta permitir la modificación de datos/notas académicas.