Home Blockchain Cómo entender el fenómeno Bitcoin (y no morir en el intento)

Cómo entender el fenómeno Bitcoin (y no morir en el intento)

Por Rodrigo Benadiva.

Es fácil creer que las criptomonedas no tienen un valor inherente. O que los gobiernos intentarán destruirlas. También se está poniendo de moda creer lo contrario: que van a arrasar con los bancos, los gobiernos y los gigantes de Silicon Valley de una vez por todas. Ninguno de los dos extremos es verdad.

La realidad es matizada e importante. Por eso he decidido escribir esta nota informativa. Espero que ayude a entender el mundo de las criptomonedas más profundamente.

Permítanme comenzar declarando lo que creo:

  • El mercado de lascriptomonedas está sobredimensionado e irracionalmente eufórico.
  • Hay muchos conflictos de intereses, publicidad interesada y ofuscación.
  • Muy pocas personas en los medios entienden lo que está pasando.
  • Muy pocas personas en finanzas entienden lo que está pasando.
  • Muy pocas personas en tecnología entienden lo que está pasando.
  • Muy pocas personas en el gobierno entienden lo que está pasando.
  • Muy pocas personas quecompran criptomonedas entienden lo que está pasando.
  • Es muy posibleque yo no entienda lo que está pasando.

También:

  • Los bancos y los gobiernos no van a desaparecer.
  • Elsoftware tradicional tampoco.

En resumen: hay mucho ruido. Pero también es una señal. Para encontrarla, debemos comenzar definiendo criptomoneda. Sin una definición de trabajo, estamos perdidos. La mayoría de las personas están discutiendo acerca de criptomonedas, pero no se detienen a preguntarse para qué creen que son y para qué sirven.

Esta es mi definición: las criptomonedas son una nueva clase de activos que permiten la existencia de aplicaciones descentralizadas.

Si esto es cierto, nuestro punto de vista sobre las criptomonedas tiene muy poco que ver con lo que pensamos de ellas en comparación con las monedas tradicionales, y todo que ver con nuestra opinión sobre las aplicaciones descentralizadas y su valor relativo a los modelos de software actuales.

¿No tienes una opinión sobre las aplicaciones descentralizadas? Entonces no puedes tener una sobre criptomonedas todavía, así que sugiero que sigas leyendo.

Y como esto no se trata de criptomonedas frente a monedas fiduciarias, dejemos de usar la palabra moneda. Genera confusión y noto que cuando se habla de Bitcoin en público, siguen comparándolo con el dólar, el euro y el yen. Esa comparación no ayuda a entender lo que está pasando. De hecho, se interpone en el camino. Así que para el resto de esta nota, me referiré a criptomonedas como criptoactivos.

Entonces, para repetir: los criptoactivos son una nueva clase de activos que permiten la existencia de aplicaciones descentralizadas.

Como cualquier otra clase de activos, existen como un mecanismo para asignar recursos a una forma específica de organización. A pesar del enfoque miope en el intercambio de criptoactivos, no existen únicamente para ser intercambiados. Es decir, al menos en principio, no existen por sí mismos.

Para entender lo que quiero decir, pensemos en otras clases de activos y para qué tipo de organización sirven:

  • Las accionessirven a las compañías.
  • Los títulos públicossirven a naciones, estados, municipios, otros.
  • Las hipotecas sirven a lospropietarios de propiedades.

Y ahora:

  • Los criptoactivossirven a las aplicaciones descentralizadas.

Las aplicaciones descentralizadas son una nueva forma de organización y una nueva forma de software. Son un nuevo modelo para la creación y financiación de servicios de software operativo de una manera descentralizada, de arriba hacia abajo. Eso no los hace mejores o peores que los modelos de software existentes o las entidades corporativas que los crean. Lo que podemos decir es simplemente que son radicalmente diferentes al software tal y como lo conocemos hoy en día y radicalmente diferentes de las formas de organización a las que estamos acostumbrados.

¿Qué tan diferentes? Imaginemos lo siguiente: una persona crece en una selva lluviosa y le traemos un cactus y le decimos que es un árbol. ¿Cómo reaccionaría? Probablemente se reirá y dirá que no es un árbol porque no tiene sentido que un árbol sea un tanque de agua cubierto de armadura. ¡Después de todo, el agua es abundante en la selva! Esta, más o menos, es la reacción de muchas personas que trabajan en Silicon Valley sobre las  aplicaciones descentralizadas.

Entonces: ¿Qué es una aplicación descentralizada? Una aplicación descentralizada es una forma de crear un servicio que ninguna entidad opera. Llegaremos a la pregunta de si eso es útil en un momento. Pero primero, debemos entender cómo funcionan.

Volvamos al nacimiento de esta idea. Es noviembre de 2008, plena crisis financiera estallando. Una persona anónima publica un documento que explica cómo hacer pagos electrónicos sin una parte central confiable como Chase, PayPal o la Reserva Federal. Es la primera aplicación descentralizada de este tipo jamás propuesta. Es una aplicación descentralizada para pagos. El documento se titula Bitcoin.

¿Cómo funciona? ¿Cómo es posible enviar un pago electrónico sin una parte designada que rastreará y actualizará los saldos de todos? Si damos un dólar billete, eso es una cosa. Pero los datos no son un instrumento al portador. Los datos necesitan intermediación y validación para ser confiables.

El documento propone una solución: formar una red de Peer to Peer. Hacerlo público. Anuncie su transacción a todos. En su anuncio, señale los fondos específicos en la red que desea gastar. Firme criptográficamente su anuncio con la misma clave de software que está vinculada a esos fondos para que sepamos que son suyos.

Casi funciona. Necesitamos una cosa más: una forma de asegurarse de que si transmite dos anuncios que compiten (es decir, si intenta gastar los mismos fondos dos veces), solo uno de sus intentos cuenta.

Solución incorrecta: designe a una parte para marcar las fechas de las transacciones y solo incluya la transacción que vino primero. Estamos volviendo al punto uno. Tenemos un intermediario de confianza.

Solución innovadora: permita que las entidades compitan para ser el ” marcador de tiempo”. No podemos evitar la necesidad de uno, pero podemos evitar designar uno por adelantado o usar el mismo para cada lote de transacciones.

“Permitir que las entidades compitan”. Suena como una economía de mercado. ¿Qué falta? Una recompensa por ganar. Un incentivo. Un activo.

Vamos a llamar a ese activo Bitcoin. Llamemos a las entidades que compiten por el derecho a marcar el último lote de transacciones anunciadas como “mineros”. Asegurémonos de que todos puedan unirse a este concurso en cualquier momento haciendo que el código y la red se abran.

Ahora necesitamos un concurso real. El documento propone uno. ¡Encuentre un número aleatorio generado por la red! El número es, realmente, muy difícil de encontrar. Tan difícil, que la única forma de encontrarlo es usando toneladas de potencia de procesamiento y quemando electricidad.

LOS CRIPTOACTIVOS SON LA MANO INVISIBLE DE…INTERNET. ¡BITCOIN ES CAPITALISMO DESTILADO EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN!